El Paso

Se unen paseños a protesta nacional a favor del aborto

Marchan hacia la Plaza de San Jacinto en defensa del fallo Roe vs. Wade

De la Redacción/El Diario de El Paso

domingo, 15 mayo 2022 | 15:20

El Paso, Texas.- las protestas a favor del aborto llegaron a las calles de ciudades de todo Estados Unidos este sábado. El Paso no fue la excepción.

Manifestantes a favor de que la Corte Suprema de Estados Unidos no cancele el fallo Roe vs. Wade –de 1973–, que permite la interrupción legal del embarazo, se reunieron en el Centro de El Paso ayer para expresar su indignación tras la filtración de un documento de la Corte Suprema de EU.

Los manifestantes se reunieron frente al Palacio de Justicia Federal y marcharon hacia la Plaza San Jacinto.

“Siendo una comunidad fronteriza, el amago de abolir Roe vs. Wade nos pega por partida doble”, dijo Ángel, un manifestante de la organización ecológica Sunrise El Paso.

En todo el país, los activistas hablaron de la necesidad de movilizarse rápidamente porque los estados liderados por republicanos están preparados para promulgar restricciones más estrictas.

En la capital de la nación, miles de personas se reunieron bajo una llovizna en el Monumento a Washington para escuchar discursos encendidos antes de marchar hacia la Corte Suprema, que estaba rodeada por dos capas de vallas de seguridad.

El estado de ánimo era de ira y desafío, tres días después de que el Senado no logró reunir suficientes votos para convertir en ley el fallo Roe vs. Wade.

“No puedo creer que a mi edad todavía tenga que protestar por esto”, dijo Samantha Rivers, una empleada del Gobierno federal de 64 años que se prepara para una batalla estado por estado por el derecho al aborto.

Caitlin Loehr, de 34 años, de Washington, vestía una camiseta negra con una imagen del collar “disidente” de la difunta jueza de la Corte Suprema Ruth Bader Ginsburg y un collar que decía “voto”.

“Creo que las mujeres deberían tener derecho a elegir qué hacer con sus cuerpos y sus vidas. Y no creo que prohibir el aborto detenga el aborto. Simplemente lo hace inseguro y puede costarle la vida a una mujer”, dijo Loehr.

Media docena de manifestantes contra el aborto enviaron un mensaje contrario, con Jonathan Darnel gritando en un micrófono: “El aborto no es atención médica, amigos, porque el embarazo no es una enfermedad”.

De Pittsburgh a Los Angeles, y de Nashville, Tennessee, a Lubbock, Texas, decenas de miles de personas participaron en eventos, donde los cánticos de “¡Prohibición de nuestros cuerpos!” y “¡Mi cuerpo, mi elección!” resonaron. Las reuniones fueron en gran parte pacíficas, pero en algunas ciudades hubo tensas confrontaciones entre personas de lados opuestos del tema.