El Paso

Sigue derrame de aguas negras de El Paso en el Río Bravo

Pone EPA ultimátum sobre millones de galones vertidos

Corrie Bordreaux/El Paso Matters / El cauce con desechos sólidos
El Paso Matters / agua contaminada en río Grande

Danielle Prokop/El Paso Matters

martes, 14 diciembre 2021 | 09:30

La Agencia de Protección Ambiental (EPA), dependiente del Gobierno federal, requerirá que El Paso Water proporcione información sobre la respuesta de la empresa de servicios públicos al derrame de aguas residuales que ha durado meses y que provocó que millones de galones de aguas residuales se desviaran al Río Grande.

“La información se considerará en la evaluación del alcance de su cumplimiento con las regulaciones federales con respecto a las descargas no autorizadas de aguas residuales no tratadas”, escribió Rachel Matthews, científica de vida de la División de Aplicación del Agua en la oficina de la Región 6 de EPA con sede en Dallas, en una carta a los funcionarios de El Paso Water fechada el 3 de diciembre.

EPA tiene el poder de asegurar el cumplimiento de los estándares de contaminación y hacer cumplir las acciones bajo la Ley de Agua Limpia de 1972. La carta exige a El Paso Water responder en un plazo de 20 días.

La petición llega cuando el derrame entra en su cuarto mes. En agosto, dos tuberías principales de acero para aguas residuales se rompieron y El Paso Water dijo que no tenía más remedio que descargar las aguas residuales sin tratar, de los inodoros, lavabos y desagües de 17 mil 500 casas, en el lecho del Río Grande.

La EPA presentó 15 solicitudes de información adicional, que incluyen: correspondencia con otras agencias gubernamentales y el público; pruebas de calidad del agua, esquemas de la infraestructura, y políticas de la empresa e inspecciones de la red de aguas residuales.

Cuando se le preguntó si la agencia está llevando a cabo su propia investigación, Jennah Durant, portavoz de la Región 6 de la EPA, se negó a confirmar y en su lugar citó una política interna.

“En general, la EPA no revela el estado de las investigaciones ni confirma si están sucediendo o no”, escribió Durant en un correo electrónico.

La carta dice que la empresa de servicios públicos podría enfrentar sanciones civiles o penales si no responde a la solicitud.

El Paso Water está en camino de terminar la construcción de una tubería de fibra de vidrio de reemplazo para fines de diciembre, según una actualización en la reunión de la Junta de Servicios Públicos la semana pasada. Gilbert Trejo, director técnico de El Paso Water, dijo que se probarán otras 3.5 millas de tubería y la planta de tratamiento antes de que se detengan las desviaciones hacia el Río Grande, conocido como Bravo del lado mexicano.

“La descarga total al río continuará en cantidades más pequeñas hasta enero”, dijo Trejo.

Trejo dijo a la Junta en la reunión que se completó una revisión ambiental preliminar contratada y que la empresa de servicios públicos realiza evaluaciones. Dijo que un plan de remediación se completaría en enero o febrero, después de que la empresa de servicios de salud deje de desviar las aguas residuales al lecho del río.

La Comisión de Calidad Ambiental de Texas (TCEQ), el organismo estatal de supervisión, abrió una investigación sobre el derrame en agosto, pero los funcionarios dijeron que el informe de la agencia se haría público sólo después de que se complete la remediación.

No está claro cómo se relaciona la carta de la EPA con la investigación en curso de la TCEQ.

Gary Rasp, portavoz de la TCEQ, dijo en un correo electrónico que la agencia estatal sabía que la EPA solicitó información adicional y dijo que ambas agencias se habían comunicado “en múltiples puntos” sobre el derrame.

La TCEQ es la agencia que establece límites sobre la cantidad de contaminación que las entidades de aguas residuales pueden descargar en los ríos y también puede hacer cumplir las sanciones por violaciones bajo la Ley de Agua Limpia.

“La coordinación entre la TCEQ y la EPA sobre cualquier acción de cumplimiento resultante aún no se ha determinado”, dijo Rasp.

Trejo, de El Paso Water, dijo que la empresa está cooperando con las solicitudes de información de los funcionarios estatales y federales, pero dijo que no está claro qué agencia está tomando la iniciativa.

“Estamos trabajando con ambas agencias, preguntando ‘¿quién va a tomar la iniciativa aquí?’”, dijo. “Estamos pidiendo esa aclaración a la TCEQ”. (Danielle Prokop/El Paso Matters)