El Paso

Suspenden temporalmente procesos de asilo

Orden sobre Programa ‘Permanecer en México’ estará vigente hasta el martes para que la Fiscalía y sus defensores presenten argumentos en Corte

Associated Press / Solicitantes esperan del otro lado de la frontera

Roberto Carrillo / El Diario de El Paso

domingo, 22 agosto 2021 | 08:30

Una vez que la Corte Suprema de los Estados Unidos suspendió temporalmente el mandato de un juez, que ordenaba al Gobierno federal la reinstauración de la política migratoria “Permanecer en México”, el beneplácito a nivel local se dio junto a la exigencia de que se ratifique la medida de forma permanente.

Dicho decreto es una política de la administración del ex presidente Donald Trump, de acuerdo a la cual los inmigrantes deben esperar en territorio mexicano el que sus solicitudes de asilo sean procesadas.

Sin embargo, el magistrado Samuel Alito emitió la orden temporal de suspensión durante la tarde del viernes, en una medida que estará vigente hasta la noche del próximo martes para que las partes puedan debatir sus argumentos ante el máximo tribunal del país.

“El hecho de que el juez Alito suspenda el restablecimiento de Remain In Mexico hasta el martes es algo bueno”, dijo el Hope Border Institute (HBI) de El Paso, en un comunicado.

HBI se dijo satisfecho por la medida temporal, pero urgió al resto de los magistrados de la Corte Suprema a desechar en conjunto de manera definitiva el dictamen que ordena el restablecer dicha política migratoria.

“El tribunal en pleno debe hacer lo mismo el martes mientras se escucha el caso y luego tirar completamente esta política inhumana e ilegal a la basura”, agregó el HBI. 

De forma previa Matthew Kacsmaryk, juez de Distrito que fue nominado por el ex presidente Trump, ordenó reimponer el programa, llamado oficialmente Protocolos de Protección al Migrante, pero conocido como “Permanecer en México”, como respuesta a una demanda presentada por Texas y Missouri al respecto.

Ante tal dictamen la administración del presidente Joe Biden pidió a un tribunal de Nueva Orleans postergar el regreso de dicha política, pero tal solicitud fue denegada.

Esta política obligaba a los miles de migrantes que pedían asilo en la frontera Sur estadounidense a permanecer en México, durante el tiempo en que sus casos eran considerados. 

“La situación en la frontera ya es desesperante; la terminación de este programa (Remain in Mexico) ha sido lo único bueno en la frontera de esta administración y ahora por esta decisión su progreso se ha detenido”, dijo por su parte Las Americas Immigrant Advocacy Center (LAIAC). 

“Aún quedan muchos aspectos desconocidos del impacto de esta decisión”, suscribió la organización que brinda asesoría pro bono a inmigrantes y solicitantes de asilo, muchos de los cuales debieron esperar su proceso en territorio mexicano.

“Las Américas fue la primera organización local que cruzó a Juárez en 2019 para representar a los solicitantes de asilo sometidos a este cruel e ilegal programa de Quédate en Mexico (MPP)”, se afirmó en la publicación a los medios de LAIAC.

 “Pasamos horas y horas cada semana escuchando las historias de personas sobre sus secuestros, violaciones, enfermedades y desesperación total por no poder llegar a la seguridad que buscaban en los Estados Unidos”, suscribió la organización que vela por los más desprotegidos en temas migratorios. 

“Seguimos comprometidos al servicio y atentos a lo que significa esta decisión para nuestros clientes. No dejaremos de luchar”, confirmó LAIAC.

Por su parte la administración Biden argumentó que el presidente tiene “la clara autoridad de determinar las políticas migratorias” y que el secretario de Seguridad Nacional, Alejandro Mayorkas, tiene la discreción de decidir si a los solicitantes de asilo se les debe regresar a México.

En su argumento presentado el viernes ante la Corte Suprema, el gobierno de Biden sostuvo que la política había quedado en suspenso por más de un año y reinstaurarla abruptamente “causaría perjuicio a las relaciones entre Estados Unidos e importantes aliados regionales, entorpecería gravemente sus operaciones en la frontera Sur y podría crear una crisis diplomática o humanitaria”.

Cabe mencionar que la administración Trump dejó de aplicar la política “Permanecer en México” al inicio de la pandemia, ya que desde ese entonces rechazó prácticamente a todos los que llegaban a la frontera Sur bajo otro argumento, el de la salud pública, mismo que sigue en vigencia. 

El presidente Joe Biden suspendió la política en su primer día en el cargo y el Departamento de Seguridad la cesó en el mes de junio.