PUBLICIDAD

El Paso

Una mujer, entre los seis candidatos para Sheriff del Condado de EP

Cinco de los aspirantes se enfrentarán en las primarias demócratas del 5 de marzo y el ganador contenderá con la aspirante republicana

El Paso Matters / Los cinco contendientes durante su participación en el Foro de Salud Mental

Elida S. Pérez/El Paso Matters

lunes, 12 febrero 2024 | 05:00

La carrera para liderar la Oficina del Sheriff del Condado de El Paso ha atraído a un campo nutrido de candidatos que compiten por convertirse en el próximo oficial de policía de mayor rango en el condado.

Los demócratas Robert “Bobby” Flores, Michael Gonzales, Raúl Mendiola, Oscar Ugarte y Ryan Urrutia buscan reemplazar al sheriff Richard Wiles, quien no busca la reelección y se jubila después de 15 años en el cargo.

Tres de los candidatos cuentan con el respaldo de funcionarios electos de El Paso desde hace mucho tiempo: Wiles respalda a Urrutia y se desempeña como tesorero de su campaña, mientras que el ex congresista Silvestre Reyes respalda a Flores. La representante estadounidense Verónica Escobar, demócrata por El Paso, apoya a Ugarte.

Los candidatos, todos agentes policiales experimentados, se enfrentarán en las primarias demócratas del 5 de marzo. Si ninguno obtiene más del 50 por ciento de los votos, se requerirá una segunda vuelta en mayo con los dos votos mayores. La votación anticipada para las primarias de marzo comienza el 20 de febrero.

El ganador de las primarias demócratas se enfrentará a Minerva Torres Shelton, quien se presenta sin oposición en las primarias republicanas, en las elecciones generales de noviembre.

El sheriff del condado supervisa un departamento con un presupuesto de 122 millones de dólares y unos 580 agentes de detención, 270 ayudantes y 110 funcionarios civiles. El Departamento del Sheriff es responsable de hacer cumplir las leyes dentro del condado de El Paso, supervisar las investigaciones criminales, los programas de detección de drogas, la administración carcelaria y patrullar las carreteras del condado.

El sheriff del condado gana actualmente 190 mil 226 dólares al año y cumple un mandato de cuatro años.

El Paso Matters entrevistó a los candidatos en la disputada carrera demócrata sobre sus prioridades clave, incluido abordar cómo los oficiales interactúan con personas con enfermedades de salud mental. Así respondieron los candidatos.

Robert Flores

“Bobby” Flores, de 54 años, un sujeto retirado que pasó 33 años en la Oficina del Sheriff, dijo que si bien la seguridad pública es la responsabilidad principal del sheriff, el sistema carcelario y brindar asistencia de salud mental a personas con enfermedades mentales graves también son clave.

“Al haber sido comandante en el anexo de la cárcel, o sujeto, uno de los problemas que fui testigo de primera mano es la falta de asistencia de salud mental”, dijo Flores en una entrevista con El Paso Matters.

Flores dijo que si bien el Condado tiene un contrato con Emergence Health Network, el proveedor de servicios de salud mental más grande del área, hay escasez de médico personal en las cárceles para ayudar a brindar esos servicios.

“Realmente tenemos que mirar a la comunidad, traer a la mesa a las partes interesadas del lado del tratamiento de salud mental para que nos ayuden, o ayudarnos con esta población vulnerable”, dijo.

Programa de cardiólogos reconocidos a nivel nacional de los Hospitales de Providence

Flores dijo que apoya plenamente el programa del equipo de intervención en crisis del departamento, pero señaló que no está resolviendo todos los problemas.

La Oficina del Sheriff lanzó su programa de intervención en crisis en abril de 2021 y desde entonces ha ampliado de tres a 10 equipos que combinan a un agente con un médico de salud mental.

El programa tiene como objetivo mejorar la capacidad de los agentes del orden para intervenir de manera segura, ayudar a esas personas a conectarse con servicios de salud mental y, cuando sea posible, desviarlas del sistema de justicia penal.

Flores dijo que quiere trabajar con otros proveedores de salud mental, agencias y jueces para acelerar la salida de la cárcel y el tratamiento de aquellos con delitos menores.

Entre sus otras prioridades, Flores dijo que quiere considerar iniciar un programa en los tribunales que implique que las personas condenadas por un delito grave entreguen cualquier arma de fuego que puedan tener para que no terminen en las manos equivocadas.

“Entonces podremos hacer lo que hacemos con él y nunca llegar a las calles, en lugar de que él o ella se vaya a casa y diga: bueno, ya no puedo poseer este rifle. Déjame dárselo a mi vecino”, dijo.

Flores ha superado a sus competidores con alrededor de 106 mil dólares en contribuciones de campaña, incluidos alrededor de cuatro mil 300 en el último período del informe, según muestran sus reportes de finanzas de campaña del 5 de febrero. Flores informó alrededor de dos mil 200 en contribuciones en especie en el último período de presentación de solicitudes para invitaciones a eventos y publicaciones en las redes sociales de FitFam El Paso. Su mayor contribución de campaña en este período de presentación fue de mil dólares de John Levy, según muestran los documentos.

Michael Gonzales

Gonzales, de 48 años, un oficial de policía del Distrito Escolar Independiente de El Paso que ha pasado 27 años en el cumplimiento de la ley, dijo que los problemas de salud mental afectan cerca de casa.

“De hecho, tengo un familiar que ha pasado por esquizofrenia bipolar y ha buscado ayuda toda su vida y ahora, a la edad de 28 años, le está yendo de maravilla gracias a todos los servicios y a la gente que hay”, dijo Flores durante un foro de candidatos. 31 de enero.

El foro del 31 de enero se centró en cuestiones de salud mental en el sistema de justicia penal y fue organizado por el capítulo de El Paso de la Alianza Nacional para las Enfermedades Mentales en asociación con El Paso Matters.

Gonzales dijo que una forma de abordar las necesidades actuales de quienes tienen problemas de salud mental es brindar más capacitación a los agentes, asociarse con más organizaciones locales y abordar las necesidades de salud mental de las personas encarceladas.

“Creo que cuanto más tiempo se dedica, especialmente trabajando con diferentes agencias, fiscales de Distrito, fiscales de Condado, la comprensión de lo que están pasando las personas, eso es lo más importante”, dijo.

Gonzales dijo que el departamento debería buscar subvenciones para nuevos programas que aborden las necesidades de salud mental en la comunidad más allá de los CIT y la asociación con Emergence.

También dijo que, si es elegido, quiere trabajar con la comunidad para encontrar soluciones y abordar problemas con el departamento que van desde la salud mental, el papel de los diputados en las escuelas, así como encontrar formas de retener y hacer crecer la fuerza.

“Hace una gran diferencia cuando tienes a toda una comunidad trabajando junta para encontrar soluciones”, dijo Gonzales.

Gonzales ha recaudado alrededor de siete mil dólares para la carrera, según muestran los informes financieros de la campaña. Gonzales no había presentado su informe correspondiente al trigésimo día antes de las elecciones, según muestran los registros electorales del condado. 

Raúl Mendiola

Mendiola, de 73 años, un oficial de policía retirado de El Paso que ahora trabaja con el departamento de policía del Distrito Escolar Independiente de Ysleta, dijo que es necesario que haya capacitación anual en salud mental para los agentes y que el departamento debe garantizar que aquellos con problemas de salud mental reciben la atención que necesitan.

“Necesitamos asegurarnos de que no se lastimen. Necesitamos asegurarnos de estar ahí para ayudarlos”, dijo Mendiola.

También dijo que los agentes deben estar equipados con herramientas menos letales en el campo si la situación con alguien en una crisis de salud mental se intensifica y un agente tiene que usar la fuerza.

“Cuando un oficial trata con un paciente mental en el campo, el Taser a veces funciona, pero muchas veces no afecta a una persona drogada; un Taser no les hace nada”, dijo.

Mendiola dijo que le gustaría considerar que los oficiales carguen las primeras tres rondas de sus armas con balas de goma, en lugar de munición normal.

“Hasta el punto de que tal vez se rompa un hueso, tal vez los bajemos lo suficiente como para que el oficial pueda someterlo; de esta manera no los mataríamos”, dijo Mendiola.

Mendiola dijo que si los agentes tuvieran esta alternativa, podría evitar tiroteos fatales en los que participaron agentes como el que ocurrió en Las Cruces en 2022, donde un oficial de policía de Las Cruces supuestamente mató a tiros a Amelia Baca, de 75 años, que Tenía problemas de salud mental.

“A veces los agentes no tienen tiempo para esperar un CIT”, dijo Mendiola. “Para mí, los agentes que llevan las primeras dos o tres balas de goma serán un factor de seguridad hasta el punto de no matar a la persona”.

Mendiola dijo que otra iniciativa que quiere desarrollar si es elegido es un programa de reserva de sheriff voluntario con agentes civiles y policiales. Dijo que los civiles tendrían que someterse a verificaciones de antecedentes y exámenes, pero la idea es que el Departamento del Sheriff pueda confiar en los oficiales de reserva en diversas funciones para ayudar cuando sea necesario. También dijo que quiere revisar las políticas y procedimientos del departamento.

Mendiola recaudó mil 240 dólares en contribuciones de campaña hasta el 31 de diciembre, según muestran los documentos, pero no presentó a tiempo su último informe que debía presentarse el 5 de febrero. Mendiola dijo que presentaría el informe, pero que no sabía que debía entregarse un informe en febrero, 30 días antes de las elecciones. Mendiola proporcionó a El Paso Matters una copia del informe que, según dijo, presentaría su tesorero. No informó ninguna nueva contribución a la campaña y afirmó que sólo acepta donaciones de personas que no esperan nada a cambio del apoyo financiero.

Óscar Ugarte

Ugarte, de 40 años, agente del Precinto 1 del condado de El Paso, dijo que su enfoque para abordar los problemas de salud mental en el condado es brindar a todos los agentes capacitación en intervención en crisis, abordar las necesidades de salud mental de los agentes, pero también establecer una unidad de servicios sociales.

“Si tenemos una unidad de servicios sociales, cuando ese diputado va a la casa y ve problemas, pero no son criminales, entonces puede enviar a un trabajador social de nuestro departamento”, dijo Ugarte.

Dijo que los trabajadores sociales pueden ayudar a descubrir cuáles son las causas fundamentales de los problemas y proporcionar recursos a la familia con la esperanza de evitar que cometan un delito.

“Si no los ayudamos y cometen un delito y los enviamos a la cárcel durante tres meses o un año, entonces regresarán a esta comunidad y será un ciclo giratorio”, dijo.

Ugarte dijo que buscaría financiamiento federal o estatal a través de subvenciones para el programa.

Dijo que la salud mental de los agentes que trabajan en los centros de detención también debe ser una prioridad cuando trabajan en turnos de 10 a 12 horas. Ugarte no especificó cómo abordar posibles problemas entre los diputados además de revisar los cronogramas.

“Es muy difícil estar ahí, dentro de esas cárceles durante turnos de 12 horas”, dijo.

Otra prioridad que Ugarte dijo que quiere aumentar es la vigilancia comunitaria.

“Creo que hay una desconexión entre la comunidad y las autoridades”, y agregó que trabajar con organizaciones locales, ser más visible en la comunidad y tener conversaciones con los residentes ayudará a construir mejores relaciones.

Ugarte ha recaudado alrededor de 41 mil dólares en donaciones para su campaña, incluidos alrededor de 11 mil durante el último período de presentación de solicitudes. Ugarte también se prestó alrededor de 25 mil, según muestran los documentos. Sus donaciones han oscilado entre 10 y mil 500, siendo la donación más grande de mil 500 la de Beatriz Díaz y mil de la campaña de Joseph Moody.

Ryan Urrutia

Urrutia, de 50 años, comandante de la Oficina del Sheriff que ha estado en el departamento desde 1996, dijo que ve la necesidad de aumentar la capacitación del equipo de intervención en crisis para todos los agentes.

Urrutia, quien desarrolló el programa CIT del departamento del sheriff, dijo que todos los oficiales tienen el mandato del estado de recibir 40 horas de capacitación para reducir las tensiones y tener certificaciones de 40 horas de oficial de paz en salud mental, pero él quiere superar. esos estándares al tener todos los agentes del orden público reciben capacitación en intervención en crisis.

“No es una capacitación que estemos asignando a todos nuestros oficiales porque es una capacitación de tres semanas de duración. Por lo tanto, implementarlo llevará mucho tiempo, pero para mí ofrecerlo en nuestros cursos para nuevos oficiales, tanto de retención como de oficiales del orden público es esencial”, dijo.

Urrutia dijo que también se trata de continuar construyendo y fomentando las relaciones con socios locales de salud mental para continuar mejorando las respuestas y los resultados para quienes enfrentan problemas y emergencias de salud mental.

“Todos estamos involucrados y yo he estado involucrado en esta discusión comunitaria durante varios años, mientras realizamos estas mejoras mientras trabajamos con dichas organizaciones”, dijo.

Urrutia también dijo que tener recursos de salud mental apropiados dentro de las cárceles es importante no solo para las personas bajo custodia, sino también para los agentes del orden público.

Dijo que el departamento ha estado implementando programas de salud mental y apoyo de pares para los oficiales.

“Creo que tiene que ser sólido y muy accesible y estamos trabajando en esa dirección, pero estamos lejos de haber terminado”, dijo.

Urrutia dijo que otra prioridad es garantizar que el departamento se mantenga a la vanguardia de los programas que incluyen el reabastecimiento oportuno de equipos obsoletos, la ampliación del programa de oficiales de recursos escolares, así como respuesta adicional a emergencias y capacitación para tiradores activos.

Urrutia ha recaudado la segunda mayor cantidad de contribuciones de campaña, por un total de alrededor de 103 mil dólares, incluidos mil 350 en el período de presentación actual, según muestran los documentos. También recibió una donación en especie de seis mil en el último período de presentación para el uso del vehículo y una envoltura. Su mayor aportación en este período de presentación fueron mil dólares de Joseph Gaskins, director ejecutivo del Inner City Development Group.

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD