El Paso

‘Urgió Casa Blanca a EP a no declarar emergencia’

Regidora afirma que alcalde recibió instrucción para ‘no hacer ver mal a Biden’; no me dejo presionar por ningún lado, revira Leeser al The New York Post

Manuel Sáenz/El Diario / El cruce de miles de inmigrantes solicitando asilo por este sector ha puesto una presión extra al ambiente preelectoral, ante los comicios del 8 de noviembre

De la Redacción/El Diario de El Paso

miércoles, 19 octubre 2022 | 09:10

El Paso, Tx.- La Casa Blanca presionó al alcalde demócrata de El Paso, Oscar Leeser, para que no declarara el estado de emergencia por la crisis migratoria por la que atraviesa la ciudad, por temor a que hiciera quedar mal al presidente Biden, según publicó el diario The New York Post.

En una declaración por escrito a El Diario de El Paso, Leeser aseguró que no ha sido presionado y que toma decisiones en base al mejor interés de los paseños, descartando ser doblegado por entidades externas.

Al menos tres de los ocho miembros del Concejo municipal de El Paso han instado al alcalde a emitir una declaración de emergencia en respuesta a los miles de migrantes que han llenado los refugios de la ciudad y están alojados en hoteles locales, dijeron al Post fuentes familiarizadas con el asunto.

Pero Leeser admitió durante una conversación telefónica privada el mes pasado que la administración de Biden le había indicado lo contrario, dijo uno de los funcionarios a The Post.

“Me dijo que la Casa Blanca le pidió que no lo hiciera”, dijo la concejal Claudia Rodríguez al periódico neoyorkino.

Rodríguez también dijo que Leeser le ha asegurado en repetidas ocasiones que declararía el estado de emergencia “si las cosas empeoraban”, sin decir qué significaba eso.

El representante federal republicano Tony Gonzales, cuyo distrito cubre áreas rurales y pueblos fronterizos cerca de El Paso, también dijo que escuchó relatos similares de otros funcionarios de la Ciudad.

“Es un juego de manos lo que está haciendo la administración: presionar al Gobierno local para que no emita una declaración de emergencia, para decir que todo va bien”, señaló el político.

Gonzales también alegó que la Casa Blanca ha hecho “lo mismo en otras partes de mi distrito”, que también ha visto un gran número de migrantes que buscan refugio.

En una declaración por escrito enviada a El Diario de El Paso, Leeser señaló que quienquiera que haya hecho estas afirmaciones no me conoce muy bien, ya que no me inclino ante la presión de ningún lado”.

“Tomo decisiones en base a las circunstancias actuales y en el mejor interés de los ciudadanos de El Paso”, agregó el mandatario municipal.

Enfatizó que “es fundamental trabajar no sólo con el Gobierno federal, sino también con los líderes regionales electos y múltiples socios cuando se enfrenta una crisis humanitaria de este nivel”. 

Leeser agregó que ha trabajado de cerca con el Gobierno federal en los problemas a medida que se plantean los desafíos que enfrentamos.

 “De hecho, han proporcionado fondos para reembolsar a la Ciudad de El Paso por los gastos en los que hemos incurrido, ya que se trata de un problema federal, no local”, señala el texto.

En una reunión del Concejo municipal del 27 de septiembre, el alcalde Leeser también abordó el tema y dijo que la congresista demócrata por El Paso, Verónica Escobar, lo había instado a no declarar un estado de emergencia, y agregó: “La Casa Blanca, en este momento, no quiere que nosotros hagamos eso y seguirán trabajando con nosotros y seguirán dándonos... dinero a través de la Agencia Federal para el Manejo de Emergencias (FEMA)”.

Las cifras publicadas en el sitio web oficial de El Paso muestran que la Ciudad ha recibido sólo $2 millones en reembolsos federales de los $8 millones que ha gastado en lidiar con la crisis migratoria, señala el Post.

El costo total podría terminar siendo mucho mayor, ya que ElPasomatters.org informó en septiembre que la Ciudad estaba gastando hasta $300 mil por día para albergar, alimentar y transportar a los inmigrantes que buscan asilo.

En mayo, The Post informó por primera vez cómo los funcionarios de El Paso estaban considerando declarar un estado de emergencia antes del fin esperado de las expulsiones de personas que cruzan la frontera relacionadas con la pandemia del Título 42 de la Ley de Servicios de Salud Pública federal.

La medida habría hecho que la Ciudad y el Condado fueran elegibles para recibir fondos estatales y federales para abrir refugios adicionales para albergar a los inmigrantes.

Pero al día siguiente, el juez del Condado de El Paso, Ricardo Samaniego, dijo que “el alcalde y yo retrocedimos”, y le dijo a The Post que “descubrimos que hay muy poca diferencia entre los fondos que recibimos ahora y los fondos que obtendríamos” si fuera para el gobernador y el gobernador se lo enviara al presidente Biden”.

En ese momento, unos 700 migrantes al día llegaban a El Paso.

Pero ese número superó los 2 mil 100 por día la semana pasada antes de caer a alrededor demil 600 por día, según la información más reciente publicada el lunes en el sitio web de la Ciudad.

Entre abril y mediados de septiembre, más de 62 mil migrantes cruzaron la frontera sólo por El Paso, en su mayoría venezolanos.