El Paso

Vigilan a presunto autor de masacre para que no se suicide

Ha sido puesto bajo supervisión especial en la Cárcel del Condado

El Diario de El Paso
martes, 20 agosto 2019 | 09:00

El Paso.- El hombre acusado de la masacre del 3 de agosto en Walmart de Cielo Vista, que dejó 22 muertos y 24 heridos, ha sido puesto bajo vigilancia para evitar que suicide en la Cárcel del Condado de El Paso.

Lo anterior fue dado a conocer por una vocera del Departamento del  Sheriff del Condado de El Paso.

“Se encuentra bajo vigilancia de suicidio por recomendación de personal médico de la Cárcel del Condado”, dijo Chris Acosta, portavoz de la dependencia.

Señaló que por políticas de la corporación no puede dar más detalles al respecto.    

Ante la posibilidad de ser agredido por otros internos, desde que fue detenido Patrick Crusius permanece aislado y separado del reto de la población carcelaria. 

Al momento que se reveló que estaba resguardado en la Cárcel del Condado –ubicada en el Centro de la ciudad–, el presunto asesino estaba retenido aislado, en una celda de 7 por 11 pies (2.13 por 3.35 metros), para evitar que fuera atacado por otros reclusos, pero no se le había sometido a vigilancia antisuicidio.

De acuerdo con un parte policiaco, Crusius se entregó a las autoridades después de cometer el atentado, investigado como terrorismo doméstico por el Buró Federal de Investigaciones (FBI), sin oponer resistencia a unas cuadras de la tienda Walmart donde realizó la masacre.

“Yo soy el asesino”, señaló Crusius, quien se bajó del vehículo en que intentaba huir y no manifestó ningún remordimiento. En su declaración inicial agregó que su objetivo era matar mexicanos, razón por la cual viajó unas 10 horas desde Allen, Texas, suburbio de Dallas, hasta El Paso.

Crusius, de 21 años, permanece aislado en la Cárcel del Condado. Una vez que concluya la investigación, será presentado ante un Gran Jurado, el cual, basado en la evidencia que se le presente, determinará si se le fincan más cargos.

El fiscal de Distrito, Jaime Esparza, ha pedido para Crusius la pena de muerte. En caso de que el FBI determine que proceden los cargos por terrorismo doméstico o crimen de odio –ambos delitos federales– se le podría juzgar por estos ilícitos también, los cuales conllevan la pena capital como castigo.

Todavía se desconoce cuándo sería la audiencia ante un Gran Jurado, y tampoco Esparza ha determinado si se considera un cambio de sede. El costo de representación legal de la defensa para Crusius  podría alcanzar o superar el medio millón de dólares, según estimaciones de un canal de televisión local.

Esto después de que se dio a conocer que Crusius cumplió con los requisitos y calificó para el nombramiento de un abogado defensor auspiciado por el ‘Plan de Defensa Indigente’ del Condado de El Paso.

Actualmente su abogado es Mark Stevens, un reconocido penalista de la ciudad de San Antonio, sin embargo, este reclutó a el abogado local Joe Spencer, quien en octubre pasado defendió exitosamente a David Villegas, quien había sido acusado de homicidio capital por la muerte de dos personas.