Escaparate

Autoriza EU tratar déficit con videojuego

Agencia de Alimentos y Medicamentos de EU autorizó utilizar un videojuego como tratamiento para el déficit de atención con hiperactividad

Reforma

Reforma

martes, 16 junio 2020 | 16:01

San Francisco, EU.- La Agencia de Alimentos y Medicamentos de Estados Unidos (FDA) dio este martes luz verde por primera vez para que los médicos puedan recetar como tratamiento un videojuego.

Se trata del videojuego EndeavorRx, producido por Akili Interactive, que ahora puede ser usado para tratar el déficit de atención con hiperactividad (TDAH).

El juego consiste en completar misiones en distintos escenarios, salvando todos los obstáculos que aparecen en el camino del protagonista.

La autorización de la FDA, otorgada tras siete años de ensayos clínicos en más de 600 niños y niñas, permite que el videojuego se anuncie como terapia digital para mejorar la capacidad de atención en los jóvenes de entre 8 y 12 años con TDAH.

"EndeavorRx ofrece una opción libre de medicación para mejorar los síntomas asociados a TDAH en los niños y es un ejemplo importante del creciente campo de las terapias digitales", dijo en un comunicado el director del Centro para Dispositivos y Salud Radiológica de la FDA, Jeffrey Shuren.

El videojuego estará disponible únicamente mediante prescripción médica y la compañía productora ya ha abierto una lista de espera en su página web para que se apunten aquellos que quieran tener acceso a la terapia una vez salga al mercado.

Cerca de 4 millones de niños y niñas de entre 6 y 11 años en EU tienen trastornos de déficit de atención con hiperactividad.

Los síntomas del déficit incluyen dificultad para mantener la concentración y controlar su comportamiento, así como niveles muy altos de actividad.

El estudio que culminó con la aprobación del juego halló que un tercio de los niños expuestos a esta terapia, que consiste en jugar 25 minutos al día, cinco días a la semana durante cuatro semanas, dejaron de tener un déficit de atención significativo.

Sin embargo, el estudio también alertó de posibles efectos secundarios como frustración y dolores de cabeza.