Escaparate

Chiles en nogada, pozole, tostadas… ¡Viva México!

Septiembre se caracteriza por un compendio de platillos para romper la dieta… ¿con cuál gustas empezar de cara a la noche del Grito?

Agencias

lunes, 07 septiembre 2020 | 21:53

Ciudad de México

En el mes de septiembre no solo celebramos los mexicanos el día de nuestra independencia. El noveno mes está lleno de colores patrios, luces, banderas, música, folclor, pero sobre todo de sabor.

Y así comienza nuestro desfile gastronómico con colores bien patrios…

¿Qué tal unos chiles en nogada? 

Este platillo fue elaborado por primera vez en el siglo XVII en el convento de las monjas clarisas y en 1821 este guiso fue ofrecido a Agustín de Iturbide.

Los colores patrios se entremezclan en su sabor del chile poblano,con su relleno de carne con almendras, piñones y pasas, la nogada -salsa hecha de nueces de castilla y especies le da ese toque especial y la granada roja termina de vestir el platillo.

Y qué decir del pozole, verde, blanco y rojo

Uno de los platillos que no puede faltar en los festejos patrios es el pozole, ya sea blanco, verde o rojo. De pollo o de cerdo. Con sus rabanitos, cebolla picada , lechuga, chile piquín y orégano. Acompañado naturalmente de sus tostadas y unas refrescantes aguas de jamaica, horchata o tamarindo.

¿Miedo a subir de peso? Para nada, en julio del año 2018, el IMSS lo aprobó como una comida saludable.

La palabra pozole tiene su origen en la palabra nahuatl, pozolli que significa ‘hervido’, y es un platillo cuyas raíces se encuentran en las culturas prehipánicas.

Con la conquista, el pozole cambio algunos de sus ingredientes y hoy en día conocemos al menos tres variedades: el rojo -característico de Jalisco, Sonora, Nayarit, Guanajuato y Sinaloa-, el verde y el blanco de Guerrero. Afortunadamente estas variedades se pueden encontrar a lo largo y ancho de la República Mexicana.

El pozole cuenta con varios elementos que hacen que su sabor sea tan rico. Primero el caldo bien caliente -si es rojo será con chile guajillo, blanco con el caldo de la carne y el maíz, y el verde hecho con tomate-, después se agrega una buena porción de grano de maíz hervido conocido como ‘cacahuacintle’ y para finalizar, el toque de la carne de res o de pollo, según sea el gusto del comensal.

Y porque el pozole no puede ir solo… unas ricas tostadas de tinga o de pata

Tostadas de tinga de res o de pollo, o qué tal unas tostadas de pata de res, con su lechuga, frijolitos, crema, queso y una rica salsa verde o roja.

Las tostadas tienen su origen en las culturas indígenas que habitaban en territorio mexicano; para prepararlas dejaban la tortilla al fuego hasta que quedara rígida y crocante, después las comían con frijoles y chile.

Con la llegada de los españoles, se integraron a la receta ingredientes como la pata, el pollo, la crema y el queso; dando así origen a la tostada que conocemos actualmente.

Recuerda que “la comida mexicana” fue declarada Patrimonio Inmaterial de la Humanidad en 2010 gracias a su sabor inigualable, y es el resultado de la combinación entre ingredientes de origen tanto prehispánico, como europeo.

Te compartimos cómo hacer las tostadas caseras:

Ingredientes:

  • 2 tazas de harina de maíz,
  • 1 1/2 tazas de agua caliente
  • Una pizca de sal.

Preparación:

  • Una vez que hayas mezclado los ingredientes, deja reposar la masa durante una hora antes de enrollar las bolas de masa.
  • Una que tienes las bolitas de masa, puedes aplastarla entre dos platos cubiertos con papel de estraza.
  • Coloca las tortillas en un comal para cocinar cada lado durante 30-60 segundos.
  • Para tostar las tortillas en el horno durante 5-10 minutos por cada lado, a 400 ° F.
  • Quihubo, ¿ya estás salivando? 

Pues todavía falta, qué tal unas flautas de papa, pollo o carne o unos pambazos de papa con chorizo, o unos sopes…

Te imaginas un elote, con su mayonesa, queso y chile o con solo sal y limón o unos ricos esquites…

Seguramente algo ya se te antojó, prepara lo que más te guste a ti y a tu familia y disfruta este mes patrio… y que !Viva México!

Fuente: www.excelsior.com.mx