Escaparate

De 'El Pelón' al 'Caníbal de la Guerrero'; 7 asesinos seriales mexicanos

Siempre escuchamos el término “Asesino serial”, pero... ¿Qué es un asesino serial? También es conocido como asesino múltiple

Excélsior
martes, 09 julio 2019 | 18:01

Ciudad de México.- El asesino serial es una persona que mata por placer, ya sea sicológico o sexual, los motivos que lo incitan a matar son variados, pero los científicos han identificado principalmente ese tipo de impulsos.


Siempre escuchamos el término “Asesino serial”, pero... ¿Qué es un asesino serial? También es conocido como asesino múltiple. La persona que asesina a tres o más víctimas en un lapso de 30 días o más, con un período de enfriamiento entre cada asesinato, y cuya motivación se basa en la gratificación psicológica que le proporciona dicho crimen.


Es importante hacer una distinción entre varios términos, no es lo mismo un asesino en serie, uno en masa y, lo que los científicos han llamado, un “Spree Killer”.


  • Un asesino en serie es alguien que comete tres o más asesinatos durante un extenso período con un lapso de enfriamiento entre cada crimen. En medio de sus delitos, ellos parecen bastante normales, una condición que Hervey Cleckley y Robert Hare llaman "máscara de cordura." A menudo existe —pero no siempre— un elemento sexual en este tipo de asesinos (Fred West, asesino del zodiaco, Luis Alfredo Garavito).
  • Un asesino en masa, por otra parte, es un individuo que comete múltiples asesinatos en una ocasión aislada y en un solo lugar. Los autores algunas veces cometen suicidio, por consiguiente, el conocimiento de su estado mental y qué los motiva a actuar de esa manera, se deja muchas veces a la especulación. Los pocos asesinos masivos que han podido ser atrapados afirman que no recuerdan claramente el evento.
  • Un spree killer comete múltiples asesinatos en diferentes lugares, dentro de un período que puede variar desde unas cuantas horas hasta varios días. A diferencia de los asesinos en serie, ellos no vuelven a su comportamiento normal entre asesinatos.

Como en todos los países, también México tiene su lado oscuro, ese que no quiere ser recordado. Te invitamos que conozcas algunos de más tristemente célebres asesinos seriales de nuestro país.


Francisco Guerrero “El Chalequero”

Acusado de matar a 20 sexoservidoras entre 1880 y 1888, Guerrero es considerado por algunos como el primer asesino serial del que se tiene registro en México. Al ser arrestado fue sentenciado a muerte, pero el presidente Porfirio Díaz le revocó la sentencia y fue condenado a 20 años de prisión en la prisión de San Juan de Ulúa.


Gregorio”Goyo”Cárdenas

Los asesinatos, de quien también fue llamado “El estrangulador de Tacuba”, se registraron entre agosto y septiembre de 1942.  “Goyo” Cárdenas atacó principalmente a prostitutas, con las cuales primero tenía relaciones sexuales, después ahorcaba a las mujeres y finalmente las enterraba en el jardín de su casa.

Cuando se logró su arresto, fue llevado a Lecumberri, ahí asistió a clases de psiquiatría, recibía visitas familiares, sostenía relaciones con las enfermeras e incluso tenía licencia para salir cuando quisiera.

Gregorio “Goyo” Cárdenas ha sido el único recluso que ha sido ovacionado en la Cámara de Diputados, ya que durante su estancia en prisión se aprendió el Código Penal y se convirtió en litigante de otros reclusos.


Higinio Sobera de la Flor, “El Pélon”

Hijo de un hacendado de Tabasco, realizó su primer asesinato en 1952,  matando al chofer de la Miss México, Ana Bertha Lepe. Tras el homicidio se refugió en un hotel y tras un tiempo salió en busca de sexo. En el camino vio a una mujer, con la cual quiso saciar sus bajos instintos y al no recibir una respuesta favorable también la mató. Las autoridades de la época sólo tienen registro de esas dos muertes pero sospechaban que Sobera de la Flor debía otros asesinatos.


Macario Alcalá Canchola, el “Jack Mexicano”

Macario Alcala Canchola, fue un asesino en serie  que en la década de 1960, asesinó, por lo menos, a dos mujeres sexoservidoras,-que son sus víctimas confirmadas,-pero se sospecha de él en otros 12 asesinatos de prostitutas.

Alcalá Canchola era considerado un copycat, o asesino imitador,-o al menos fue lo que pretendió,-de Jack el Destripador; el mismo se autonombró el "Jack mexicano".


Juana Barraza Samperio, ''La Mataviejitas''

“La Dama del Silencio” así se hacía llamar en el mundo luchístico, Juana Barraza Samperio, quien tenía asolada a la Ciudad de México al asesinar, al menos, a 16 personas de la tercera edad, por lo cual fue apodada “La Mataviejitas”.

Los asesinatos que cometió Barraza Samperio fueron entre los años 90 hasta el año 2006, cuando fue capturada.


Raúl Osiel Marroquín, "El Sádico"

EL Modo de operación de Osiel Marroquín era secuestrar a su víctima, ahorcarla, descuartizarla y al final colocaba el cuerpo en maletas para posteriormente abandonarlas en las inmediaciones del Metro Chabacano y la colonia Asturias.

Todos los secuestros fueron cometidos contra homosexuales, por lo cuál se convirtió en el símbolo de la homofobia en México.

Cuando fue detenido el 23 de enero de 2006 declaró: "No me arrepiento de lo que hice..., de tener la oportunidad lo volvería a hacer, sólo que sería más cuidadoso para no ser atrapado y no cometería los mismos errores que llevaron a mi captura..., de lo único que me arrepiento, es por lo que está pasando mi familia ahora..."

Junto con su cómplice fue condenado a 288 años de prisión.


José Luis Calva Zepeda, “El Caníbal de la Guerrero”

El 8 de octubre de 2007 fue detenido al ser acusado por las autoridades de los crímenes contra tres mujeres, además de cometer actos de canibalismo, tras revelar que comía partes de sus víctimas, por este último acto fue llamado “El Caníbal de la Guerrero”

Las agredidos fueron Alejandra Galeana Garabito (su pareja sentimental), una ex novia y una sexoservidora.

El 18 de octubre de 2007 se dio a conocer un expediente de la Fiscalía donde se detalla que Olga Livia, ex pareja de Cepeda, también habría sido víctima de maltratos, llegándose a comentar que el ahora occiso la obligó a ver películas pornográficas de zoofilia y a tener relaciones sexuales sadomasoquistas.

Calva Zepeda murió el 11 de diciembre de 2007 tras presuntamente suicidarse en una celda de la cárcel usando un cinturón, sin embargo existen dudas sobre si José 

Luis Calva Zepeda se suicidó.


Cómo puedes observar la historia de las muertes hechas por asesino seriales no le es ajena a nuestro país.