Escaparate

El próximo 'ataque zombie' será robotizado

La cercanía que ya tienen robots y personas los hace equipos atractivos para ciberataques, en lo que a su vez parecerá un escenario de ciencia ficción

Agencias
sábado, 31 agosto 2019 | 16:15

Iguazú, Argentina (Expansión).- La conexión emocional que en la actualidad se tiene entre máquinas y seres humanos cada vez se hace más estrecha, tanto que en una reunión es posible sentir la presencia de un robot a su llegada pero después el mismo se volverá indiferente a los presentes. 

Durante la cena inaugural de la Cumbre Latinoamericana de Ciberseguridad de Kaspersky los asistentes pudimos conocer a un robot manejado por la compañía que fungió como un invitado más, pero después de tomar algunas fotos el robot se volvió parte de la indumentaria del espacio, sin embargo éste se mantuvo atento, grabando conversaciones y video de los asistentes a la cena. Esta escena puede ser común en un futuro cercano, pues los robots asistentes tienen previsto un crecimiento del 21% hacia 2021, de acuerdo con Gartner, por lo que no será extraño verlos en reuniones sociales o de trabajo.

“Pero qué pasará si de repente este tipo de sistemas de inteligencia artificial son atacados y terminan siendo una invasión casi zombie pero de equipos electrónicos, donde no sólo habrá robots, sino que tendremos asistentes de voz que podrán afectar a quienes asisten” plantea Rodrigo Martínez, analista senior de Seguridad en Kaspersky México. 

El riesgo de que un robot tome el control de los implantes cerebrales de personas, o del control motriz son amenazas tangibles que la marca de ciberseguridad a identificado y que advierte serán un reto para el control de la Inteligencia Artificial (IA), sobre todo porque son una vertical que está creciendo en la industria médica y de asistencia social. 

“El reto que plantea el internet de las cosas, la información que poseen y lo que se puede inferir con estos datos es relevante para la ciberdelincuencia, sin embargo de momento los ataques que se han dado son sólo para dejar sin operación los equipos, pero conforme se vaya perfeccionando y masificando su uso, se tratará de un tema relevante para la seguridad de los usuarios” dijo a Expansión, Fabio Assolini, analista senior de Kaspersky Lab América Latina. 

En sectores como el médico el uso de robots es cada vez más prevalente. De 2017 a 2019 creció el uso de robots cirujanos 18%. De hecho dos tercios del total de robots que tienen estas tareas están en Estados Unidos y han realizado poco más de 1 millón de cirugías, esto de acuerdo con el XXI Congreso Internacional de Avances en Medicina de Estados Unidos, hecho a inicios de 2019. 

A medida que suba el volúmen de uso, los analistas apuntan también a una diversificación de ataques con robots pues además las empresas no cuentan con filtros de seguridad entre los robots y su infraestructura, lo que abre más los canales de riesgo. 

“Aunque este segmento sólo ha tenido antecedentes de secuestro de los equipos, la información es crítica y podría haber una reconfiguración en los ataques dirigidos a este tipo de soluciones” puntualizó Assolini. 

Según The Economist, alrededor de un tercio de las compañías a nivel mundial cuentan ya con bots o asistentes automatizados que responden a dudas y cuestiones y lo que es más: Gartner apunta a que en 2021 un 40% de las consultas de consumidores contará con apoyo de IA y un 15% de estas estará gestionada completamente por esta tecnología; cinco veces más que en 2017. Por otro lado, un 73% de los consumidores ya es consciente de que en algún momento ha interactuado con soluciones o servicios que utilizan esta tecnología, sin embargo los riesgos de tener contacto con estos equipos son retos en términos de privacidad y seguridad. 

“En la actualidad las coincidencias en estas soluciones tienen que ver con el soporte del sistema operativo de las empresas y sobre el uso que tienen algunos robots en la industria, pues muchos de los equipos están conectados directamente a la red sin tener un filtro de protección” precisó Martínez. 


Fuente: www.expansion.mx