Escaparate

La verdadera historia de Pancho Villa

'En el amor, Villa es romántico y sensual y celoso. A veces lo domina la lujuria y la serie de sus amoríos es enorme; pero las mujeres están para él en segundo término'

Excélsior

jueves, 01 agosto 2019 | 18:00

Ciudad de México

Miércoles 25 de marzo de 1931.

La historia de México está marcada por aquellos personajes que llevaron en diferentes momentos su nombre a lo más alto de la apología social. Es entonces que logran convertirse en leyendas, cuya vida trasciende más allá del imaginario colectivo. Tal es el caso de Doroteo Arango, mejor conocido como Pancho Villa.

Anunciadas con bombo y platillo días antes de su publicación, y después de haber sido publicadas en 1919, las memorias del mítico revolucionario mexicano llegaron de manera exclusiva a las páginas de Excélsior en marzo de 1931, en las que a lo largo de más de veinte entregas se dio a conocer una de las tantas versiones de la vida de Villa.

Recopilado y escrito por Ramón Puente, La verdadera historia de Pancho Villa, es uno de los  más fascinantes textos que rescatan la vida del centauro del norte, quien relató sus más grandes hazañas a Miguel Trillo, ayudante y secretario particular, mismo que logró taquigrafiarlas; retomado por Puente para su publicación.

 

Puente estuvo presente, prácticamente desde 1910, acompañando a Villa en muchas de las causas revolucionarias en las que participó de diversas maneras, desempeñándose desde militar hasta llegar a ser uno de los colaboradores más cercanos de Villa durante un buen lapso y hasta los últimos momentos del caudillo como revolucionario.

Es por ello que La Historia en Excélsior, da cuenta de la serie publicada en El Periódico de la Vida Nacional a partir del 25 de marzo de 1931 y hasta el 19 de abril de ese mismo año.

DEJANDO HUELLA

En entrevista para Excélsior, Pedro Salmerón Sanginés, actual director del Instituto Nacional de Estudios Históricos de las Revoluciones de México (INEHRM), resaltó la relevancia de Pancho Villa en la historia de México: “Representa a ese sector del pueblo oprimido que busca maneras de revelarse. Entonces Villa le da sentido político al odio que tenía por la dictadura y el latifundio.”

El éxito de Villa en la Revolución radica en el peso de sus victorias en batalla que le dieron el triunfo al movimiento de Francisco I. Madero. El maderismo buscaba la implementación de un Estado democrático basado en los principios de sufragio efectivo, no reelección.

Al mando de la División del Norte, Villa logró implantarse en buena parte del norte del país, con lo que consiguió instaurar una forma de gobierno diferente que impactó en lo político y social, lo que constituye una de las más importantes contribuciones ideológicas de la Revolución Mexicana.

“Como líder revolucionario se convirtió en el jefe del ejército revolucionario más importante de la historia de América Latina en términos numéricos, y en términos de potencia y efectividad: la División del Norte.” Sentenció Salmerón.

LAS MEMORIAS

Muchas de las joyas informativas que se puede encontrar en el vasto acervo documental del archivo histórico de Excélsior tienen un valor que funge como testimonio fehaciente de los sucesos que ahí se documentan.

Cada momento que Villa vivió como ladrón, robando dinero a caballo y actuando al lado de bandas de asaltantes con quienes comenzó su etapa de bandolero, misma que años después lo llevaría a convertirse en uno de los caudillos más enigmáticos de la historia deMéxico del siglo XX, está plasmado en las páginas de Excélsior desde el 22 de marzo de 1931, hasta el 19 de abril del mismo año.

“Si fue bandido, es de la especie de bandidos generosos y bravos. Su crueldad en la Revolución es la crueldad de todos los guerreros, por cuya pupila fulminante pasa el mismo relámpago de ira despiadada; pero el sentimiento es la nota culminante de su carácter, por él es amigo y enemigo, rebelde y conservador, él explica todas sus manifestaciones de crueldad o ternura”, refiere Ramón Puente.

“De este género de bandidos brotan los héroes del momento, los corifeos de las masas, porque el hombre prudente no ve a las revoluciones.” Ramón Puente.

“- Yo soy un hombre que seguramente nació para sufrir; este es el único destino que se me ofrece; mis enemigos me persiguen, y usted sabe de dónde arrancan mis sufrimientos; prefiero ser el primer bandido del mundo antes que dejarme ultrajar. Écheme usted su bendición y encomiéndeme a Dios.” Se puede leer en el texto en el momento que justifica ante su madre sus acciones que le estaban llevando a obtener grandes cantidades de dinero.

Pasando por todas esas historias que vivió con sus amoríos. “El Centauro el Norte” vivió una intensa vida amorosa que lo llevó a tener, según Paco Ignacio Taibo II, 27 esposas con quienes tuvo un sinfín de hijos.

“En el amor, Villa es romántico y sensual y celoso. A veces lo domina la lujuria y la serie de sus amoríos es enorme; pero las mujeres están para él en segundo término, relegadas a la penumbra, o a la más penetrable de las intimidades. Es dadivoso y espléndido con ellas, pero no lo dominan ni lo subyagan.” Sentencia la reproducción en Excélsior de las memorias de Villa.

Venganza, traición y balaceras son parte de la historia que Puente busca dar a conocer en una serie de relatos que se encaminan a contar una historia que, desde sus comienzos y hasta el final de su vida pudo establecer Villa como su sello personal; básicamente si esos aspectos no están presentes no se podía decir que se está hablando de Villa.

Todos los movimientos sociales están influenciados por el pensamiento y obra de hombres que dejan una huella imborrable en la memoria colectiva.

“Sobre todos esos hombres ha llovido el descrédito de sus enemigos, pintándolos como monstruos morales, sin ninguna virtud que atenúe su lealtad…” Se puede leer en la publicación del 22 de marzo de 1931.

“La amistad y el honor, para un tipo del temperamento de Villa es lo más respetable, entendida la primera, para jugarse la vida por los amigos y el segundo, igual entre bandidos que entre santos: no traicionar, no delatar, no ser perjuro de la palabra empeñada.” Manifiesta el texto.

Los aspectos más importantes de la vida de uno de los revolucionarios más afamados de México, son detalladas paso a paso, hazañas y anécdotas que marcaron el legado villista. Incluso pasando por su etapa de retiro en la hacienda de Canutillo, hasta el día de su asesinato en Parral Chihuahua el 20 de julio de 1923.

Aunque en la actualidad existen más investigaciones al respecto de la vida de El Centauro del Norte, La verdadera historia de Pancho Villa, busca retratar a un Villa mostrando el lado humano del caudillo, la faceta de la persona que tiene ilusiones, que sueña y que materializa esos sueños a través de los sueños de los demás. Villa, ese personaje amado y odiado al mismo tiempo, polifacético y virtuoso cuya estirpe encarna la lucha social.