Escaparate

¿Por qué los judíos y musulmanes no comen carne de cerdo?

Los animales de presa ––león, tigre, leopardo y víboras––, o de especies domesticadas ––gatos, perros o ratas––, son considerados por las leyes islámicas como animales impuros

Muy interesante
viernes, 05 julio 2019 | 19:52

La respuesta corta: porque lo ordenan la ley judía (La Torá) y el Corán. Se trata básicamente de prohibiciones religiosas. 

Los musulmanes tampoco comen carne de animales de presa –– león, tigre, leopardo y víboras ––, o de especies domesticadas –– gatos, perros o ratas ––, los cuales son considerados por las leyes islámicas como animales impuros.

En el Corán se puede leer el siguiente párrafo: 

“Os están vedados lo mortecino, la sangre, la carne de cerdo y todo lo que haya sido sacrificado con la invocación de otro nombre que no sea el de Dios; los animales estrangulados, los ultimados a golpes, los muertos a causa de una caída o cornada, los atrapados por una fiera ––salvo que haya sido sacrificado––, y los cobrados por las flechas (en la caza), porque ello es una profanación”. 

Entre los judíos, como parte de sus normas sobre la alimentación kosher, en el Antiguo Testamento hay esta sentencia: “Nada abominable comerás”. 

Entre los animales que se pueden comer están: 

  • Buey
  • Oveja
  • cabra
  • Ciervo
  • Gacela
  • Cabra montés
  • Antílope

Y todo animal de pezuñas, que tenga hendidura de dos uñas, y que rumia entre los animales.

Corán andalusí del siglo XII. Crédito: Wikimedia Commons

¿Por qué no a la carne de cerdo?

Parece ser que la explicación radica en una frase escrita en el Levítico (libro sagrado): 


«Todo animal de casco partido y pezuñas hundidas y que rumia, lo comeréis».


Y por tanto, al ser el cerdo un animal que divide la pezuña, pero que no rumia, eso lo hace abominable. 

Parece ser que el motivo primario que instiga este asco hacia el cerdo es que no es un animal rumiante. 

En el antiguo oriente medio se criaban animales rumiantes, es decir que son capaces de ingerir únicamente vegetales ricos en celulosa. Mientras que vacas, cabras y ovejas sólo necesitan de algún lugar con plantas para alimentarse, el cerdo necesita algo más para comer si quieren ganar peso, y por tanto sus dueños le debían alimentar con parte de su cosecha. 

Los rumiantes también eran fuente de estiércol por los campos, fuerza de tracción y proporcionaban vestimentas. Estos razonamientos parecen tener cierta lógica y empiezan a dar sentido a que los cerdos fueran mal vistos en la antigüedad.

En cuanto a temas nutricionales, los cerdos no estaban bien adaptados al clima del antiguo Oriente Medio. Mientras que los rumiantes pueden vivir largos periodos sin agua, son capaces de termoregularse a través de la respiración y tienen un pelaje que los protege del sol.

El islam nació en pueblos semíticos (igual que los hebreos) en una región donde vivían grupos de judíos. 

La prohibición de comer ciertos animales bien pudo deberse a un tabú común o a influencias de las leyes judías.


¿Qué es el kosher?

La palabra kosher significa apto o adecuado, y se incorporó de manera informal al idioma inglés con ese significado. Pero las leyes kosher tienen su origen en la Biblia, y están detalladas en el Talmud y en otros códigos de la tradición judía. Se han aplicado a lo largo de los siglos en situaciones en constante cambio, y estas disposiciones, tanto antiguas como modernas, rigen la certificación kosher de la UO (Unión Ortodoxa).


La Biblia proporciona una lista de las categorías básicas de alimentos que no son kosher. Entre estos se incluyen ciertos animales, aves de corral y pescados (tales como cerdo y conejo, águila y búho, bagre y esturión) y todos los mariscos, insectos y reptiles. Además, las especies kosher de carne y aves de corral deben ser faenadas de una determinada manera, y las carnes y los productos lácteos no pueden elaborarse o consumirse en forma conjunta.


¿Por qué tantos alimentos requieren una supervisión kosher? Por ejemplo, ya que no están hechos de carne, aves de corral, pescado o insectos, ¿no son los cereales y las patatas fritas intrínsecamente kosher? La respuesta es que todas las unidades y subunidades de un alimento también deben ser kosher. Es por eso que, por ejemplo, un cereal puede no ser kosher porque contiene pasas, las cuales están recubiertas con una glicerina de base animal que no es Kosher. Las patatas fritas pueden no ser kosher si el aceite vegetal usado en la freidora ha sido pasteurizado y desodorizado en equipos que se usan para la producción de sebo. De hecho, el equipo empleado para la elaboración de productos calientes que no son kosher puede no ser apto para la elaboración de productos kosher si antes no se le realiza el proceso de kosherización (un procedimiento de purga en caliente).

 


Fuente: www.muyinteresante.com.mx y oukosher.org