Espectáculos

2020: el año de Pedro Pascal

Pedro Pascal, el latino que se adueñó de este 2020, se consagra como héroe en 'The Mandalorian' y como villano en 'Mujer Maravilla 1984'

Reforma

Mario Abner Colina/Reforma

viernes, 11 diciembre 2020 | 10:16

Ciudad de México.- Pedro Pascal suelta una carcajada cuando se le lanza la pregunta: "¿Quién es más encantador: 'Baby Yoda' o Gal Gadot?".

 Se trata de dos de los emblemas de las franquicias en las que el histrión chileno de moda es estrella. Él lo medita un segundo y responde. Pero no queda mal con nadie.

 "Imposible, imposible", repite con humor. "Sería un empate", agrega, y vuelve a reír.

 Nacido hace 45 años en Santiago, Pascal podría ser considerado el latino que se adueñó de este extraño y accidentado 2020. 

Publicaciones tan dispares como Entertainment Weekly y People lo nombraron uno de los mejores artistas y uno de los hombres más sexis, respectivamente. 

Detrás de un casco, valiéndose sólo de su físico y su voz, protagoniza The Mandalorian, la exitosa serie del universo Star Wars, actualmente en su segunda temporada.

 Su personaje, Din Djardin, un solitario cazarrecompensas galáctico, protege a ese "Baby Yoda", una criatura alienígena sensible a la Fuerza. Las amenazas que se ciernen sobre el par son innumerables.

 En Mujer Maravilla 1984, al lado de Gadot, encarna a Maxwell Lord, el gran villano. Es un empresario petrolero sin suerte, pero ambicioso, que roba una piedra capaz de conceder deseos.

 Las cosas se salen de proporción, los misteriosos "regalos" que recibe cobran un precio, y la tensión en la Guerra Fría escala al máximo. La amazona Diana deberá salvar y guiar a un mundo que ha perdido la cordura.

Pascal, asegura, sólo puede sentirse bendecido y disfrutar con ambos papeles. Pero disfruta más ponerse en los zapatos de los malos, revela.

 "Son una invitación a expresar las cosas más oscuras. Son peligrosos. Hacer eso en la ficción y no en la vida, es delicioso", opina.

'Un poco odioso'

Antes de llegar a DC, quizá sus roles más famosos eran Din Djardin y Oberyn Martell en Game of Thrones. El primero, silencioso, frío y fatal, está inspirado en los westerns de Clint Eastwood.

 El segundo, de breve aparición en la serie de fantasía, fue un príncipe guerrero vengativo, bravucón y de personalidad arrolladora.

 Maxwell Lord, por su parte, sólo es encantador como fachada. Sorprende entonces que Pedro diga que se siente más identificado con este timador que con los otros héroes.

 "Perdona que lo diga, no por las motivaciones, pero, en el tono, este personaje está más cerca de mí. Es difícil admitirlo. Por las dudas, por la ansiedad de sentirme aceptado y por ser un poco odioso", reconoce.

Aterrizado y maduro

Hijo de exiliados políticos durante la dictadura de Augusto Pinochet, Pascal se crió y ha vivido casi siempre en EU. El español es su segunda lengua, y aunque batalla con algunas palabras, no le rehúye. 

Lleva poco más de 20 años dando pasos como actor, en cine y televisión. Agradece que el éxito global lo sorprendiera en una edad de madurez.

 "Llegar a esto sin ser joven es una ventaja poderosa", reflexiona. "Yo ya no puedo cambiar algunas cosas. Estoy en proyectos que ve todo el mundo, pero soy quien soy. El llegar tarde me protege".

 De sus inicios, recuerda las muchas ocasiones cuando no obtenía papeles y ni siquiera llegaba a audicionar. Echaba en falta una piedra concede-deseos.

 "En mis veintes no hay manera de explicarte cómo me hubiera servido eso", desliza. "Empecé muy joven, tenía mucha dedicación, pero sufrí mucho. Veía cosas que anhelaba y no podía tenerlas".

 Incluso, cuando las cosas no le sonreían, imaginó un futuro lejos de la actuación. No podía volver a la natación competitiva, que practicó en sus años adolescentes en Texas, por lo que meditó ayudar a la gente.

 "No sé, ser psicólogo, consejero, algo como eso. A fin de cuentas soy el consejero de todos mis amigos".

Por los suyos

Hay algo que Pascal protege con el mismo celo que su personaje de The Mandalorian a "Baby Yoda": su vida personal. Muy poco se sabe de las personas iluminan su existencia.

 Él, simplemente, dice que atesora a su familia y sus amigos. Y a ellos dedica este loco 2020, que lo tiene en la cima del mundo.

 "La familia que uno tiene, y la que uno elige también, son lo más importante. Especialmente, en este año, por entender de manera profunda las relaciones personales", afirma.

Proyectos

-The Mandalorian, que Pascal protagoniza, es el producto estrella de Disney+.

 -Encarna al antagonista de Mujer Maravilla 1984, secuela del hit taquillero de Warner Bros.

 -Llamó la atención mundial como Oberyn Martell en Game of Thrones, de HBO, en 2014.

 -En Narcos (2015-2017), sensación de Netflix, dio vida al agente de la DEA Javier Peña.