Espectáculos

Abogados abandonan a Heard en lucha contra Depp

Debido a que su caso contra Johnny Depp se pasó al estado de Virginia, Amber Heard se quedó sin abogados porque el coronavirus aumentó los costos de viajes y logística

Reforma

jueves, 18 junio 2020 | 12:16

Madrid, España.- Los abogados de la actriz Amber Heard decidieron dejar de representarla, que pronto se enfrentará a un juicio por difamación contra su ex esposo, Johnny Depp.

Depp presentó una demanda contra Heard a principios del 2019 por difamación después de que la famosa le acusara de maltrato; la crisis del coronavirus había retrasado el juicio, pero recientemente se volvió a retomar el expediente, que se está tramitando en Virginia. 

La defensa de Heard estaba encabezada por Roberta Kaplan, abogada que ejerce en California, aunque abandonó el caso alegando que los viajes y la logística han aumentado su precio debido a la pandemia.

La estrella de Aquaman ha firmado el cambio de defensa y, en su lugar, contratará a un equipo establecido en Virginia.

Kaplan no solo es conocida por su trabajo como defensora legal, sino también por su asociación con el movimiento Time's Up y por ser una de las fundadoras del equipo legal que lo respalda.

El movimiento de la abogada ha sorprendido al equipo legal de de Depp, y su defensor principal, Adam Waldman, ha emitido una declaración al respecto.

"Los abogados de la señora Heard, una de las cuales cofundó el Time's Up Legal Defense Fund, ahora aparentemente se han liberado de las mentiras ampliamente refutadas de Heard. Tenemos la intención de descubrir por qué", dijo.

La ex pareja se conoció durante el rodaje de Diario de un Seductor, en 2011, y se casó en febrero de 2015; Heard solicitó el divorcio en mayo de 2016 y obtuvo una orden de alejamiento temporal, afirmando que Depp la había maltratado tanto física como verbalmente, y fue en enero 2017 cuando su proceso de divorcio quedó finalizado.

Sin embargo, en diciembre de 2018, la intérprete escribió un artículo de opinión para el Washington Post en el que nuevamente habló del protagonista de la saga Piratas del Caribe para acusarlo de maltrato; poco después, él presentó una demanda por difamación de 50 millones de dólares contra ella.