Espectáculos

Arma OV7 un viaje al pasado con sus fans

El grupo OV7 regresó en grande a los escenarios este martes, con un concierto a reventar en el Auditorio Nacional

Reforma

miércoles, 07 septiembre 2022 | 07:24

CDMX.- Para honrar sus más de 30 años de carrera, OV7 saltó entre las distintas etapas de su pasado: con canciones infantiles, temas sobre el primer amor, reventones y despedidas.

Así lo hizo el grupo la noche de este martes en su esperado concierto en el Auditorio Nacional, donde el escándalo no paró ni bajó revoluciones, pues con cada canción surgían recuerdos y pasiones de los 10 mil asistentes que agotaron localidades, de acuerdo con los organizadores.

"Quiero proponer que hagamos un viaje en el tiempo, que nos volvamos esos niños que iban al Teatro Aldama a cantar 'Qué Buen Reventón' y 'Susanita Tiene un Ratón'; esos adolescentes que iban a cantar 'Vuela Más Alto' o 'Mírame a los Ojos'; esos chicos de preparatoria que en la graduación pusimos 'No Me Voy'", propuso Óscar Schwebel.

Su juego fue aprobado por la gente, que no paró de corear, gritar y aplaudir en las 37 canciones que integraron la presentación, en la que destacaron las voces, las coreografías y los cambios de vestuario.

Lo mismo bailaron los asistentes que corearon una versión acústica de "Te Quiero Tanto", donde el escenario se llenó de burbujas, para después sacar sus mejores pasos en "Love Colada".

Una noche llena de éxitos y recuerdos

El show arrancó con un anuario abierto de la generación de 1989. En un video salían niños, llamados Erika, Lidia, Mariana, M'Balia, Ari, Kalimba y Óscar, como los siete cantantes.

Aunque parte de su repertorio es de su adolescencia, todos abrazaron su etapa adulta ahora como padres para interpretar "Te Necesito", en la que subieron a sus pequeños.

M'Balia contó con el coro de sus hijas, Lidia llegó a ceder el micrófono a su hijo y Érika cantó todo el tema sin quitar los ojos de encima del suyo.

"¿No hay alguien que me preste uno?", bromeó Óscar.

Lidia agradeció a sus padres, sobre todo a su papá, porque le costaba trabajo estar tanto tiempo sentado. El show de este martes, dijo la cantante, sería al único que irían.

Si tenían a sus familias con ellos fue por lo mucho que esperaron la presentación, que tuvo que esperar por la Covid- 19.

Los fans: los grandes ganadores del concierto

Los OV7 se dijeron especialmente ilusionados porque pasaron esa crisis sanitaria para reencontrarse con sus fans, a quienes llamaron sobrevivientes de la pandemia.

"Este momento lo había soñado por dos años y medio, a veces ese sueño se veía lejos, pero hoy, gracias a ustedes, es realidad. Gracias por tener un boleto en la mano y no regresarlo. Gracias por la esperanza y la fuerza que inyectaron en nosotros", expresó Óscar Schwebel.

El agradecimiento no quedó en palabras y decidieron consentir a sus seguidores cuando cada uno eligió a un fanático para subir y bailar en el escenario, que literalmente lanzaba fuego.

Para introducir sus orígenes con el toque de Onda Vaselina las chicas sacaron sus faldas amplias y ellos tuvieron carritos de cartón para entrar al escenario. La escenografía incluía inflables gigantes de una hamburguesa y un patín, que los transportaban a una cafetería.

El escenario nunca se mantuvo igual, pues cambiaba para rendir tributo a secciones de baladas y hasta un segmento de superhéroes.

Pero tanta energía había que no podían cerrar su velada especial, por lo que el fin lo pusieron con "No Me Voy".