Espectáculos

Candyman regresa a las salas de cine

La cuarta entrega del personaje creado por Clive Barker

Excélsior

miércoles, 25 agosto 2021 | 21:17

Una de las creaciones del maestro de horror Clive Barker está de regreso, Candyman, el clásico de terror noventero ha vuelto en una cuarta entrega de la mano del ganador al Oscar, Jordan Peele, como protesta en contra del racismo y la brutalidad policiaca contra los afroamericanos.

La trama nos ubica en el viejo pueblo de Cabrini Green, Chicago, donde el pintor Anthony McCoy presenta su obra “Say My Name”, inspirada en la historia del misterioso fantasma asesino Candyman (Tony Todd), invocado al decir cinco veces su nombre frente al espejo, sin imaginar que su creación traería de vuelta el terror y la sangre al pueblo y a su novia Brianna (Tenoyah Parris). La cinta se estrena hoy en carteleras de todo el país.

A través de los hechos, la cineasta Nia DaCosta y Peele aprovecharon para manifestar la desigualdad de razas en su país, y no, no lo hicieron para subirse al tren de las tendencias y quedar bien con la gente, pues Barker utilizó su cuento de horror The Forbidden, incluido en sus famosos Libros de Sangre, para exponer la segregación, pobreza y cultura en los barrios de Liverpool, Inglaterra.

Exploró el aspecto en sus múltiples niveles, desde lo incómodo que puedes ser el tema hasta niveles totalmente devastadores. Cuando el público asiste a ver una cinta de horror, en cierta manera se embarcan en un contrato: ‘estoy aquí para que me maten del susto, me traumen y desafíen’.

Lo especial es explorar los horrores en la vida real, aquí, Nia expone el horror seminal relacionado con la violencia racial en este país”, explica Peele en notas de producción. Las acotaciones en la película son muy marcadas, sobre todo desde la frase “Say mi name (Di mi nombre)”, que se usó durante las protestas por el asesinato de George Floyd a manos de la policía.

En una entrevista proporcionada a Excélsior, Teyonah Parris también cuenta cómo este clásico del género ha perseguido a la comunidad negra en sus peores pesadillas. ¿Quién no dejó de dormir luego de ver a Todd escupir un enjambre de abejas y mostrar su pecho totalmente desollado en 1992?

La vi cuando era joven y fue de esas películas en las que los niños negros la vieron y sufrieron tortura de los hermanos mayores diciendo que mientras estabas en el baño o sólo en tu habitación Candyman estaría ahí, así que siempre tuve miedo de que me atrapara”, explicó la actriz, quien también formará parte de The Marvels.

Brianna es una mujer que tiene una galería y busca hacerse de un lugar en el mundo del arte, por supuesto una chica negra que tiene que trabajar para un blanco en la disparidad de Estados Unidos.

Me gusta cómo Jordan refleja los asuntos de la comunidad negra que todos conocemos y de la que somos parte y es un reflejo bastante distorsionado, es parecido a lo que vemos en su película Nosotros: no logras entender rápidamente lo que ves pero comprendes el detrás del asunto”, opinó la actriz.