Espectáculos

Canta KT Tunstall por la equidad de género

La escocesa dará un concierto en la CDMX donde presentará su disco Wax

Reforma

miércoles, 18 septiembre 2019 | 08:23

Ciudad de México.- Armada de su guitarra y con espíritu feminista, KT Tunstall se ha convertido en una activista por la equidad de género en la música.

La cantautora escocesa apoya, en todas las latitudes, la realización de festivales con lineups 100 por ciento femeninos.

"Espero que pronto no se necesite algo tan extremo, pero por ahora es un muy buen antídoto. Si alguien llega a decir: 'Oh, es que yo no conozco ni un proyecto femenino'. Pues que se fijen en estos festivales", dice Tunstall en entrevista telefónica.

Creadora del hit "Black Horse and the Cherry Tree", considera que si los encuentros musicales están plagados de testosterona no es necesariamente por machismo, sino por flojera y comodidad.

"Es algo sistémico. Por ejemplo, te piden gran experiencia para ser headliner, entonces se trata de que foros pequeños, disqueras, firmen mujeres. Todos tienen que hacer su parte", menciona la nominada al Grammy.

Al otro lado del Atlántico, Tunstall es curadora del Hear Her, festival en Dorset, Reino Unido, que se llevará a cabo del 11 al 13 de octubre, con figuras como Shura y Soak. Y en la Riviera Maya, el próximo enero, se sumará al Girls Just Wanna al lado de Brandi Carlile y Sheryl Crow.

Lista para México

Tras cancelar una presentación en Ciudad de México a inicios de año, KT Tunstall se presentará en el Foro Bud Light el 2 de noviembre, para promocionar su álbum Wax.

Se trata de la segunda entrega de una trilogía discográfica en la que medita acerca de lo espiritual (Kin), lo físico (Wax) y lo mental (el próximo).

"La guitarra eléctrica es el eje central de la placa. Siempre había sido una guitarrista acústica. La eléctrica es algo muy físico, poderoso. Tiene la habilidad de cambiar cómo te sientes. Hay algo en ella", explica la intérprete de "Suddenly I See".

"El proyecto de una trilogía fue decir: que se joda esta actitud de que la gente ya no quiere discos. Yo no quiero sencillos, quiero álbumes, cosas significativas que describan más allá. Eso no se logra con un tema".

Tuvo miedo a la fama

Hace 15 años, con "Black Horse and the Cherry Tree", Tunstall iba a comerse al mundo: le dijeron que debía olvidarse de foros pequeños y hacer giras en estadios.

"Tenía un enorme nivel de popularidad. Podría haberlo hecho, pero dije que no, que era muy comercial, que a mí la gente me quería ver en otros lugares.

"Había algo de verdad en ello pero, para ser honestos, me daba miedo. No sé por qué", confiesa.

Su nombre fue reemplazado en las listas de popularidad por proyectos de moda, y ella, con los años, sí llegó a tocar en grandes arenas, sintiendo la conexión y la energía del público.

"Aún pienso que la fama es algo muy extraño. Y para mí no es un requerimiento para disfrutar lo que hago".