Espectáculos

Chris Rock vuelve donde fue abofeteado por Will Smith

Chris Rock volvió al Dolby Theatre, sitio donde fue abofeteado por Will Smith en la ceremonia de los Óscar; no dudó en bromear al respecto

Agencia Reforma

Agencia Reforma

sábado, 19 noviembre 2022 | 07:02

Ciudad de México.- Chris Rock regresó al Dolby Theatre de Los Ángeles, donde el actor Will Smith le propinó una bofetada en la ceremonia de los Óscar tras hacer un chiste sobre el problema de alopecia que padece Jada Pinkett Smith.

  En el show que presentó en dicho lugar, el comediante inició con algunas bromas sobre Dave Chappelle y los disturbios del Capitolio del 6 de enero, y de pronto se dirigió a la multitud del Dolby Theatre para hablar sobre la famosa bofetada.

  "La gente estaba como, '¿Te dolió?' Tienen toda la razón, me dolió. Will Smith es significativamente más grande que yo. No soy del mismo tamaño, ¿ok? ¡Él interpretó a Ali!", expresó Rock.

  El creador de Todo el Mundo Odia a Chris no habló demasiado del incidente durante su actuación de aproximadamente dos horas, pero reveló el por qué eligió no contraatacar después de que Smith lo golpeara. 

 "La gente dice: '¿Por qué diablos no respondiste nada?' Porque tengo padres, porque me educaron, ¿saben? ¿Saben lo que me enseñaron mis padres? ¡No luches frente a los blancos! ¡No, no soy una víctima!". 

 Rock demostró que había cambiado la energía en la sala al afirmar que él no fue la víctima en ese momento y que nunca interpretaría a uno en el escenario o en su propia vida personal.

El incidente con Smith

En marzo, Smith le propinó una bofetada a Rock durante la 94ª ceremonia de los Premios de la Academia después de que el comediante bromeara sobre Jada.

  Will subió al escenario y golpeó a Rock, y volvió a su asiento, posteriormente le gritó que mantuviera el nombre de su esposa fuera de su boca.

  Esa misma noche, el intérprete ganó el Premio de la Academia al Mejor Actor por su actuación en King Richard y, aunque pudo conservar su galardón, fue suspendido de la Academia por 10 años, como castigo por su reacción violenta.