Espectáculos

De chef a millonaria gracias a sus candentes imágenes

La australiana a logrado amazar una fortuna combinando su pasión por el basquetbol y el ejercicio

Agencias
jueves, 11 abril 2019 | 13:07
Agencias

Perth, Australia.- Una exchef y jugadora de baloncesto competitivo está ganando millones al compartir fotos y videos de fitness con sus 2.5 millones de fanáticos en Instagram.

Jem Wolfie, que reside en Perth, Australia Occidental, vende su propia mercancía, libros electrónicos de ejercicios y recetas, con lo que gana 30 mil dólares al día utilizando un sitio web de medios sociales basado en suscripciones llamado OnlyFans.

A través de sus empresas de negocios combinados, la joven de 27 años ha ganado más de 2 millones de dólares desde agosto pasado, según Perth Now, y su poder aumentará aún más.

Wolfie dejó la escuela secundaria para trabajar 70 horas a la semana en el mundo culinario, aceleró el aprendizaje y consiguió un empleo en un café.

Pero ser un chef no era todo lo que ella esperaba, así que se enfocó en la Liga de Baloncesto de Australia Occidental (WABL) y comenzó a jugar al baloncesto de manera más competitiva.

Pero en 2015, una grave lesión en la rodilla la obligó a salir de la cancha y al gimnasio para su rehabilitación, donde comenzó a publicar videos de ejercicios para una pequeña audiencia.

Una combinación de fotos de gimnasia y trucos de basquetbol distinguen el perfil de la joven de otros influyentes famosos de Instagram como Tammy Hembrow, así su base de seguidores comenzó a crecer.

El sello de grabación Atlantic Records de Kanye West se dio cuenta de lo que estaba haciendo y se involucró.

Sabiendo que estaba en algo grande, Jem decidió mantener parte de su contenido detrás de un muro de pago en OnlyFans, una plataforma de redes sociales con sede en el Reino Unido que permite a las personas influyentes cobrar a los seguidores una tarifa de suscripción mensual para videos y fotos.

Supongo que mi cuerpo ha ayudado mucho a mi carrera, no puedo negarlo", dijo.

Hay muchas personas que no creen que el cuerpo de Wolfie sea real. Pero ella insiste en que todas sus curvas han sido moldeadas en el gimnasio, y es posible que cualquiera cambie su figura con el conocimiento y los ejercicios correctos.