Espectáculos

Derrocha Emmanuel talento por todos lados

Después de 50 años Emmanuel sigue vigente gracias a su talento y su adaptación en el mundo artístico

Reforma

jueves, 25 agosto 2022 | 06:51

CDMX.- Sobreviviente de una excepcional generación de cantantes y protagonista de un puñado de discos hoy considerados clásicos de la música en español, Emmanuel celebra 50 años de trayectoria subido en el tren de la novedad, un principio que ha regido sus decisiones profesionales y que se volvió su esencia. 

Ahora, tras el obligado freno pandémico, el intérprete está encarrilado en una larga ruta llena de todo tipo de escalas: su debut en el género regional mexicano, su regreso a Las Vegas (en septiembre), un premio internacional más (en octubre), un tour que con tantas fechas que va sumando hace honor a su nombre (Toda la Vida) y hasta su incursión en una emisión de HBO Max (Divina Comida).

"Te arriesgas... haces cosas diferentes y creo que tienes que subirte al tren... Para estar vigente, tienes que estar actual", dice el artista en visita a Grupo Reforma.

Este 26 de agosto llegará a las estaciones de radio y plataformas con "Cómo Quieren que la Olvide", sencillo en regional mexicano, algo nuevo, que asegura, quiso experimentar.

"Pues nunca he hecho muchas cosas de las que hago... (risas). Nunca había cantado música tropical y la canté... música caribeña, y la canté (tararea: 'Ay, qué mala suerte, no he podido verte...'). No tiene nada qué ver con (entona: 'Todo se derrumbooooo...'), ni tampoco nada qué ver con (suelta: 'La séptima luna...').

"Siempre he estado haciendo cosas que, a lo mejor, dentro de un estereotipo que la gente se hace de ti por el personaje que haces, pero siempre he estado cambiando, siempre he tratado de hacer cosas diferentes", cuenta.

Emmanuel había grabado en su disco Inédito (2015) este tema compuesto por Fato, pero con otro estilo.

"Te voy a decir una cosa, "Cómo Quieren que la Olvide" fue conceptuada de esa manera (regional mexicano), pero la grabé primero en pop y ahora vamos a ver qué ocurre, esperemos que le guste mucho a la gente".

Jesús Emmanuel Arturo Acha Martínez asume que este paso es consecuencia de una serie de "negaciones" que recibió durante diversas etapas de su carrera de parte de ejecutivos de disqueras, quienes no veían con buenos ojos temas y estilos por los que él apostó.

La muestra, evoca, es "La Chica de Humo", tema emblemático de su obra, que en un principio no recibió apoyo de su sello musical y que después se convirtió en uno de sus grandes números uno.

Si bien desde hace muchos años es una figura de la cartelera de Las Vegas, Emmanuel retornará a "La Ciudad del Pecado" con un vistoso show, producido por Live Nation, el 17 de septiembre en el Colosseum del Caesars Palace.

"Voy con el mismo ánimo con el que me presento en cualquier escenario. Yo no veo la importancia del escenario por el lugar, si no por la gente. Y le doy la misma importancia a cantar para cinco amigos que para mil en un estadio de futbol".

El próximo 13 de octubre, el intérprete de éxitos como "Insoportablemente Bella" o "Las Barajas de Ana" recibirá el Premio Legado del Salón de la Fama de los Compositores Latinos (LSHOF) en el Seminole Hard Rock Hotel & Casino Hollywood.

Interesado en el contacto directo con sus fans a través de sus redes, Emmanuel es conocido por sus recetas de comida sana.

Gracias a esto, HBO Max lo invitó a un proyecto, aún sin fecha de estreno, del cual brinda una probadita.

"Son cuatro personajes y cada día se hace la comida en casa de uno de ellos. Hay el 'houst', el que te recibe en su casa y al otro días estás en casa del otro y cada uno cocina diferente. Se llama La Divina Comida. Y lo que ocurrió está divertidísimo y se la van a pasar muy bien".

Con 67 años a cuestas, Emmanuel afirma vivir todo intensamente y el tren que tiene para los próximos meses va a todo vapor.

Ante una nutrida agenda de compromisos artísticos y musicales, dice no tener aún claro dónde concluirá la ruta que lo llevará de Estados Unidos al resto de Latinoamérica, ni tampoco si habrá un tan ansiado disco con su colega y amigo, Mijares.

Sin embargo, esa unión, el Twor Amigos, cumplirá una década, un lapso que para Emmanuel ha sido de lo más satisfactorios porque, más allá de que los shows no deja la gente de pedirlos, la amistad con el intérprete de "No Se Murió el Amor" está a un nivel inimaginado.

"El problema (para sacar el disco) han sido las disqueras... Yo ya no estoy en disquera, me salí. Él sigue, y la cuestión son derechos y en fin... lo que ha ocurrido mucho tiempo con muchos artistas.

"No sé si llegue ese disco, no sé si lo lleguemos a tener, pero, al menos, sí tenemos el recuerdo de todo lo que hemos hecho, de momentos bellísimos que hemos pasado los dos en un escenario, la alegría increíble que nos ha ocasionado todo esto", expresa emocionado el intérprete de "La Chica de Humo".

Se disfrazaba Mijares para cantar con Emmanuel

La colaboración de ambos artistas data de los 80, cuando Emmanuel lanzó su sexto disco, En la Soledad, y deseaba que sonará muy apegado a como fue grabado en Italia.

Quería a un corista que pudiera hacer las voces adicionales que él había hecho en el estudio y que, en vivo, no podía hacer, dado que era la voz principal.

Además de quedar cautivado con la voz de Mijares, Emmanuel forjó una amistad en el tiempo que el joven corista lo acompañó en giras, al grado que incluso después de ser contratado por una disquera, el incipiente solista le pedía a su amigo y patrón seguir cantando para él y para que no lo reconocieran, se disfrazaba para salir a escena.

"Él trabajaba con un grupo, se vino de gira y estuvo conmigo hasta que lo lanzaron, pero en ese tiempo se creó una lindísima amistad entre él, un tecladista que sigue conmigo que se llama Rafael Bustamante, y yo. Salíamos continuamente a comer, y de gira siempre nos pasaba algo juntos.

"Me acuerdo que yo decía en mis shows: 'Y la próxima voz que va a tener México... ¡es Mijares! Quien está aquí con nosotros'. Me decía: 'Emmanuel, yo quiero seguir trabajando contigo, ya soy artista pero no me contratan'. Entonces, él se disfrazaba y se subía al escenario a cantar y yo feliz de que estuviera con nosotros, me pedía que no lo mencionara, entonces no lo presentaba", rememora Emmanuel.

De modo que aunque no haya un álbum de por medio, hay una amistad longeva, sólida y sentida que va a permitirle al público seguir viendo a Mijares y Emmanuel juntos en los escenarios.

Ecologista con historia

Si en la música de habla hispana hay un cantante con vocación de servir al medio ambiente, ese es Emmanuel. Es la cara de la Fundación Hombre Naturaleza A.C., que por muchos años ha implementado medidas y acciones para que la sociedad cuide su entorno.

"Es de esquina a esquina lo que está pasando ahora. Yo empecé a hablar de esto en 1979, 80 y todo mundo se me tiró encima. No me importó, seguí hablando del medio ambiente, seguí preocupado porque creo que tuve una relación de consciencia con la naturaleza".

El intérprete recuerda que recibió amenazas de muerte por teléfono, y en persona fue cuestionado por ejidatarios con escopeta en mano cuando intentó despertar consciencia sobre la importancia de la mariposa monarca en un viaje a un santuario.

"Estoy hablando de hace muchísimo tiempo, con Jaime Maussan, éramos muy amigos y él trabajaba para una televisora grande en México y fuimos a un lugar donde había tala y yo estaba preocupado por las mariposas y él por los bosques.

"Entonces, unos cuates con escopetas, que no eran taladores, eran los dueños... '¿Usted, cantante, qué hace aquí?'. Y yo: 'aquí con las maripositas y toda la cosa...'. Muy romántico y muy verdadero, pero era un tipo que no estaba en el problema.

"Uno de ellos que me contesta: "Pues para mí sí son importantes las mariposas, pero si no corto ese árbol y lo vendo, mis hijos se mueren de hambre mañana. Estas dos realidades, el hambre y la necesidad son cosas muy difíciles de conciliar".

Para el cantante, las acciones importantes para cuidar el mundo y el entorno en el que uno habita son básicas: no tirar basura, no desperdiciar el agua, aprovechar la energía.

Porque quienes deciden y establecen las políticas del cuidado del mundo, apunta, son son los gobiernos y sus gobernantes, pero los ciudadanos son los que aseguran los cambios con su actuar.