Espectáculos

Desafío en casa

Llega al cine "Luchando con mi Familia"; muestra el mundo que existe detrás de la lucha libre

Reforma
jueves, 21 marzo 2019 | 08:42
Especial/ Reforma

Ciudad de México.- Saraya "Paige" y Zak "Zodiac" Bevis vienen de una familia de luchadores que sueñan con convertirse en profesionales.
Después de que sus padres formaran la asociación mundial de lucha libre en Norwich, Inglaterra, y crearan su academia de lucha WAW, a los hermanos Bevis se les presentará una oportunidad única para formar parte de la WWE, para lo cual deberán desafiarse a sí mismos, en la cinta Luchando con mi Familia, que llega mañana a las salas del país.
"El mensaje de la película habla de descifrar quién eres, lo que quieres representar y ser fiel a eso, Paige una vez dijo: 'tu único superpoder es ser tú misma' y es algo que realmente amé de ella, supongo que intenté tomar eso y plasmarlo.
"Interpretarla me enseñó a sentirme orgullosa de mí misma y a aceptar mis diferencias", compartió Florence Pugh, protagonista de la historia.
La trama, dirigida por Stephen Merchant, está basada en la vida real de la familia de la luchadora profesional británica "Paige", y los retos a los que tuvieron que enfrentarse para ayudarla a alcanzar su sueño y verla coronarse como campeona de Divas de la WWE.
"Aunque suene cursi, creo que la película habla de cómo los sueños pueden cambiar. Es muy fácil descifrar lo que amas y lo que quieres hacer porque todos tenemos sueños, pero cuando realmente descubres para lo que eres bueno y todo lo que puedes ofrecer con ello, es espectacular.
"El reto de hacer una película basada en la vida real de otra persona es hacerle justicia, en este caso se trataba de toda la familia y el reto fue mayor porque tienen una historia realmente maravillosa que merecía ser contada", compartió Jack Lowden, quien da vida a Zak "Zodiac".
La película, en la que actúan además Jack Lowden, Nick Frost, Lena Headey, Vince Vaughn y Dwayne Johnson "La Roca", es una muestra del mundo que existe detrás de la lucha libre.
"Yo no crecí viendo la WWE, cuando empezamos a aprender de ello fue una experiencia completamente asombrosa. Tuvimos la fortuna de ir a los entrenamientos de NXT, obtuvimos muchísima fuerza y aprendimos a conocer y preparar nuestros cuerpos, fue realmente intenso", compartió Pugh.
Con un mes en la cartelera estadounidense, el filme ha logrado sumar 21 millones de dólares.