Espectáculos

Desmenuza 'Un Extraño Enemigo' sexenio de Luis Echeverría

El thriller 'Un Extraño Enemigo', de Amazon Prime Video, enfocará su segunda temporada en el sexenio del ex Presidente Luis Echeverría

Reforma

martes, 27 septiembre 2022 | 07:14

CDMX.- La sangre inunda el camino a la Presidencia de Luis Echeverría (Antonio de la Vega), particularmente por la matanza estudiantil de Tlatelolco en 1968, cuyos hilos fueron movidos, en las sombras, por la dirección nacional de seguridad y su cabeza, Fernando Barrientos (Daniel Giménez Cacho, en un trasunto de Fernando Gutiérrez Barrios).

Pero la llegada al poder de Echeverría no es el final, sino que marca otro inicio: el de un sexenio donde México se enfrentará a grupos guerrilleros, secuestros de empresarios y responderá con violencia,

Si los anteriores episodios de la serie Un Extraño Enemigo se enfocaron en los meses que llevaron a la masacre el 2 de octubre, los nuevos, que estrenan en Prime Video este viernes, se desarrollan en seis años, de 1970 al 76.

Luis Echeverría sigue al frente al País y su forma de dar estabilidad a su mandato es través de la policía secreta, operada por un Barrientos que no pierde ambiciones políticas.

"Vamos siguiendo ese viaje de nuestro protagonista (Barrientos) a tratar de sanar y, al mismo tiempo, tratar de seguir funcionando como un operador político en un sexenio cargado de sucesos que se iban concatenando y dando pie a situaciones críticas. El acto de represión en el Halconazo da pie.

"Ya existía, pero es un levantamiento mucho más palpable de lo que es la guerrilla urbana y eso cómo se convierte en la Guerra Sucia. Esta segunda temporada va a trazar la construcción de un sexenio cargadísimo de cosas", explicó en entrevista Gabriel Ripstein, guionista, productor y director de la serie.

Más intriga, realidad incómoda e historia

La temporada arranca con Barrientos ya instalado en el gabinete del Presidente, pero al hombre le cuesta cumplir con sus deberes debido a la pérdida familiar que tuvo.

Sin embargo, la lucha por el poder no se detiene y dentro del mismo equipo gubernamental encontrará enemigos, por lo que su forma de operar tendrá que volverse aún más oscura.

"Las traiciones lo hacen cuestionarse absolutamente todo y tener una claridad de que hay muchas vías para obtener el poder en México. No sólo es a través del organigrama tradicional, hay muchas puertas traseras por donde se puede obtener un poder muchísimo más palpable que la silla presidencial", dijo Gabriel Ripstein.

El Presidente ve como enemigos a empresarios que no apoyan a su Gobierno, y para frenar a grupos rebeldes, recurre a sacar al Ejército a las calles, lo que preocupa a Barrientos, quien conoce la peligrosidad del general al mando.

Gabriel Ripstein aclaró que aunque hay semejanzas claras entre su serie y la actualidad del País, no hizo un documental, por lo que incluso Barrientos no sólo representa a Gutiérrez Barrios, sino a múltiples operadores políticos.

"Nos inspiramos en sucesos y les damos una reinterpretación. Me parece interesante que cada quien pueda tener una lectura de qué ha cambiado y qué no, pero la intencionalidad de la serie en sí es un clavado en esa época con un Presidente tan particular como era Echeverría", destacó.