Espectáculos

Disfruta Sandler escamoles en México

No supo qué eran hasta que terminó de comer

Reforma
jueves, 13 junio 2019 | 12:08
Reforma

Ciudad de México.- Durante su más reciente visita a México, Adam Sandler comió escamoles (larvas de hormiga) y los disfrutó.
"Siempre que estoy aquí como mucho. Anoche, desafortunadamente, Luis (Gerardo Méndez) me dijo después de comerlos qué eran los escamoles. ¡Los amé! Aunque cuando supe qué eran, me impresionó un poco.
"Quizá por cinco o 10 minutos me quedé pensando: '¿qué comí?'. Pero estuvo delicioso. Amo la comida y la gente mexicana", dijo Sandler en conferencia de prensa.
El estadounidense y el mexicano compartieron con los medios detalles sobre su trabajo en la cinta Misterio a Bordo, que estrena en Netflix este viernes.
En el thriller con tintes de comedia, el protagonista de Cómo si Fuera la Primera Vez da vida a un policía, casado por 15 años con el personaje de Jennifer Aniston, y, tras una fiesta durante sus vacaciones, ambos se convierten en sospechosos de un asesinato.
Aseguraron que la experiencia de trabajar juntos fue enriquecedora, y que además del talento, ahora se admiran como personas.
"Adam es tan generoso. Llega todos los días al set con sus audífonos, con buena música, poniendo a todos en la vibra, en el buen humor, saluda a todos, y es el último en irse porque está detrás del monitor viendo si estás haciendo bien tu trabajo, y todo el tiempo está alentándote de qué tan bien lo estás haciendo", expresó Méndez.
Para el mexicano, la cinta fue su primera producción en inglés, y en la que trabajó con sus ídolos.
No obstante, reconoció que, más allá de los presupuestos, las diferencias no son muchas entre los proyectos en EU y México.
"A partir de ese momento, cuando vi que estaba entre colegas, me liberé porque me di cuenta de que el trabajo que hacía acá era igual. El oficio del actor es el mismo, si haces la comedia con verdad y rigor, viaja. Es exactamente igual hacerlo en Japón, Australia, Estados Unidos o México.
"La diferencia son los presupuestos. Lo que vi en esta película es que había cinco escritores viendo el monitor, viéndote solamente para darte un mejor 'punchline'. Eso nunca lo había visto en México. Es un lujo que teníamos en esta producción", añadió el protagonista de Club de Cuervos.