Espectáculos

'El Conjuro 3' achecha la taquilla

Hoy termina la espera y llega a las salas de cine la tercera entrega de esta historia basada en hechos reales

Archivo/El Diario

Brisa Frías / El Diario

miércoles, 02 junio 2021 | 05:00

Los amantes del cine de terror tendrán desde hoy la oportunidad de disfrutar de uno de los estrenos más esperados de la temporada, con la llegada a las salas de ‘El Conjuro 3: El diablo me obligó  a hacerlo’.

Patrick Wilson y Vera Farmiga, en los papeles de los investigadores paranormales Ed y Lorraine Warren, vuelven en esta tercera entrega con un caso oscuro y aterrador, basado en hechos reales.

La cinta dirigida por Michael Chaves se inspiró en el asesinato de Alan Bono perpetrado por Arne Cheyenne Johnson en 1981, en Brookfield, Connecticut.

El hombre de 19 años llegó a la corte tras matar a su casero, justificando su crimen con la frase que da título a la película, pues en todo momento afirma que fue el diablo quien lo obligó y que él fue víctima de posesión.

Si bien en la cinta el nombre del difunto es otro (Bruno Sauls), lo que el público verá es una representación de lo que pasó en la vida real… al menos en lo que al juicio respecta.

En un punto de la historia entran a escena los Warren, quienes cooperan con las autoridades del poblado que no había visto nunca un episodio igual –de hecho fue el primer asesinato en la historia de Brookfield-. 

En Discovery…

El primer caso en un tribunal de Estados Unidos en el que la defensa del acusado argumentó inocencia por ‘posesión demoníaca’, fue documentado por la cadena Discovery Channel en un episodio de su serie ‘Historias de ultratumba’ (A Hauting, su título original).

Arne Johnson y su novia Debbie Glatzel proporcionaron pruebas de primera mano para la versión de los acontecimientos descritos en Discovery Channel, afirmaron ser testigos presenciales de una posesión y apoyaron la recolección de eventos de los investigadores paranormales.

En su relato afirmaron que la actividad paranormal empezó después de que fueran a limpiar una propiedad en alquiler que acababan de adquirir. Fue a partir de ese momento que David, hermano de Debbie, comenzó a hablar de un hombre viejo que aparecía en sus sueños, aterrorizándole. 

Una vez que las visiones del niño empeoraron fue sometido a exorcismos y se cree que en uno de ellos el demonio que lo poseía se mudó al cuerpo de Arne, obligándolo a cometer el asesinato meses después.

En los medios…

Los Warrens fueron en parte responsables del bombardeo mediático que tuvo el caso, pues prometieron conferencias y hasta un libro para detallar el crimen.

Por su parte, el abogado de Johnson, Martin Minnella, viajó a Inglaterra para reunirse con abogados que habían participado en casos similares, como una manera de reforzar su defensa.

Finalmente, el juicio se realizó en la Corte Superior de Connecticut en Danbury, con fecha de inicio el 28 de octubre de 1981. Como era de esperarse, el juez rechazó el alegato de la defensa al considerarlo “irracional y no científico”; el 24 de noviembre, Johnson fue declarado culpable de homicidio en primer grado y sentenciado de 10 a 20 años de prisión, aunque solo estuvo encarcelado durante cinco.