Espectáculos

"El dinero me ha ensuciado como persona" dice Miguel Herrán

El actor de las grandes producciones de Netflix, La Casa de Papel y Élite, platica que ambos personajes le llegaron casi de manera fortuita y a pesar de que no lo tomó con la debida seriedad en sus primeros casting

Agencias

viernes, 07 agosto 2020 | 20:00

España.- La mayoría de los actores platican que en sus inicios ellos ambicionaban llegar al estrellato en una serie o película exitosa, pero este no parece ser el caso del actor español Miguel Herrán, quien platica la fama le llegó casi por accidente.

El actor de las grandes producciones de Netflix, La Casa de Papel y Élite, platica que ambos personajes le llegaron casi de manera fortuita y a pesar de que no lo tomó con la debida seriedad en sus primeros casting.

Antes de ver su carrera trascender en estas series, el actor español platica que se veía a si mismo como un "verdadero hijo de put*", que odiaba la vida y el mundo. “Tuve una manera de ser bastante cabr*na y de momento tengo miedo de contarlo, porque hice cosas de las que no me siento orgulloso”, comentó en reciente entrevista para el diario español El País.

En la interpretación encontró un motivo para continuar con su vida, aunque también acepta que el amor propio es ua edificación en la que todavía está trabajando. 

Después de ganar fama internacional gracias a las exitosas series que ha protagonizado, uno de sus principales temores que tiene es relacionado con la incertidumbre del futuro: "Siempre estoy pensando en lo que voy a hacer después, sin disfrutar el momento”, pero también en la manera en que gestiona la vigorexia que padeció tiempo atrás.

La vigorexia es un trastorno del comportamiento que sufren personas que se obsesionan con su cuerpo. Quienes lo padecen, comúnmente hombres jóvenes, se centran en los defectos de su figura y como consecuencia, se vuelven adictos al ejercicio físico, al gimnasio y consumen en exceso proteínas, carbohidratos y esteroides.

En la actualidad el actor debe de soportar los comentarios de sus colegas que hacen con referencia a su padecimiento, a lo que dice: "Ellos, con su barriga y sus cervezas, son diez veces más felices con su cuerpo que yo".

Aunque ha sido un aspecto de su vida muy difícil de dominar, sabe que el control de la situación está en su cabeza y depende de él, pero también de la luz, pues confesó tener prohibido mirarse entornos específicos de luminosidad, ya que esto también influye en la manera en que ve a su cuerpo.

“He notado que la gente piensa que mi vida es la polla, que me follado a Ester Expósito y a Úrsula Corberó, y que no me puedo quejar. El dinero no me ha hecho feliz, me ha quitado bastante felicidad y me ha dado más preocupaciones que cuando no lo tenía. Me ha hecho más ambiciosos. El dinero me ha ensuciado como persona, no lo valoro. En el resto sigo igual o peor”, lamentó en la entrevista con el medio español.

Fuente: www.elimparcial.com