Espectáculos

El rock se queda huérfano; falleció Little Richard

Su música unió razas y su apariencia andrógina transgredió las ideas moralistas en una época y cultura bastante conservadora en Estados Unidos

Agencias

Excélsior

domingo, 10 mayo 2020 | 07:12

Ciudad de México.- Otra parte de la trinidad que originó el rock ha partido a otro plano. Ayer falleció Little Richard, dejando en vida a Jerry Lee Lewis y acompañando a la eternidad a Chuck Berry, la figura que se adelantó en el camino hace tres años.

Su hijo, el también músico Danny Penniman, confirmó el deceso a la revista Rolling Stone, a quien el abogado de la leyenda detalló que la causa derivó del cáncer de huesos.

Little Richard es el tercero de 12 hermanos y el más frágil de todos, viniendo de su esquelética complexión el apodo que jamás será borrado.

Además de ser negro en una época de segregación en Estados Unidos, en especial en su natal Georgia, lidió con una deformación que le provocó tener una pierna más larga que la otra, pero contra todo pronóstico, fue de los negros que comenzaron el legado del rock con una fórmula sencilla: ensuciaron el blues, lo distorsionaron y lo fusionaron con el espíritu negro del R&B.

Tutti Frutti, su primer sencillo en 1955 e introductor del famosísimo grito “A-wop-bop-a-loo bop-a-wop-bam-boom”, cambió todo el juego, encarrilado, le siguió un año después Long Tall Sally, Rip it Up y Good Golly Miss Molly. Sin embargo, la fusión musical no fue lo único desafiante de Little Richard, se metió a la transgresión lírica, fue contra toda la moral al involucrar temáticas sexuales.

 

 

"Fuimos nosotros, la gente negra, los que creamos el rock and roll. Elvis era increíble, pero él no fue un creador. No quiero decir con que eso fuera peor, pero fuimos los negros”, dijo a El País en 2005.

Little Richard siempre defendió el legado negro y le siguió la pista. Sabe que en el Bronx los negros también crearon el hip hop y se enorgullece de sus raíces, por más que Eminem se haya proclamado el icono blanco del género negro, el mérito lo tuvieron Grandmaster Flash, Kool Herc y Afrika Bambaataa.

Jerry Lee Lewis fue la excepción, pero no por eso The Killer deja de tener su lugar. Little Richard y su extrovertida imagen fue un salvajismo escénico, promovió el rock and roll sin excepción de razas, por más que la supremacía blanca advirtió de las malas intenciones con su música, la realidad es que sus conciertos eran pequeños cúmulos de gente que abolían las diferencias de piel.

Además, sin su aportación quizá la historia de The Beatles, Sir Elton John y otros hubiera sido diferente o, quizá, ni hubieran existido. Ringo Starr, en su cuenta oficial de Twitter, dejó entrever su idolatría hacia Richard al nombrarlo

uno de sus “héroes”.

Mientras que Rocketman siempre fue sincero: “Escuché a Little Richard y Jerry Lee Lewis y eso fue todo”, dijo en 1973 a Rolling Stone. Elton siempre fue seducido por la manera tan fuerte y estilista que tenía Richard de tocar el piano.

Su imagen andrógina también es a destacar, si de por si ser negro y tocar en una cultura dividida ya era un problema, Richard se definió las cejas y el bigote, usó diademas y mucho maquillaje. David Bowie y Prince, dos ejemplos de andróginos sobre el escenario, jamás negaron su influencia. Como siempre generó dudas su sexualidad, en una ocasión se describió como un ser omnisexual.

Estuvo a la deriva de las adicciones, siendo la cocaína la de más fuerte consumo, además de la mariguana y el alcohol. También se vio sometido en 2009 a una cirugía de reemplazo de la cadera izquierda, que lo dejó en silla de ruedas, y en 2013 sufrió un ataque al corazón. Por su deterioro, el último concierto que dio fue el 25 de agosto en Tennessee.

 

PARA SABER

  • Su voz, con un amplio registro que podía llegar hasta el falsetto, y su ímpetu escénico inspiró a artistas que van desde The Beatles a David Bowie.
  • Tanto los cuatro de Liverpool como The Rolling Stones actuaron como teloneros para Richard durante una de sus giras por Inglaterra, y un joven Jimi Hendrix integró su banda soporte.
  • Medía 1.80 m. Era extremadamente delgado y tenía una de sus piernas más larga que la otra por un defecto de nacimiento. (AFP)

 

PREMIOS:

  • En 1986 fue inducido al Salón de la Fama del Rock and Roll.
  • Inauguró cuatro años después su estrella en el Paseo de la Fama de Hollywood.
  • En 1993 recibió su Grammy por Carrera Artística.
  • 2015 ingresó al Salón de la Fama del Blues.
  • Su verdadero nombre era Richard Wayne Penniman, Llevaba un copete de 15 cm de alto.