Espectáculos

El Tri los une... y rompen la distancia

El grupo hermanó a los asistentes anoche en el autoconcierto en el Foro Pegaso, aunque hubo quien se quitó el cubrebocas y bailó en conjunto

Agencias

sábado, 15 agosto 2020 | 15:41

Ciudad de México

En cualquier otra parte del mundo la pandemia y el frío hubieran recluido a la gente en casa. Netflix, pizza, vino o chelas hubiera sido la solución...

Pero ayer, algunos fans de El Tri rompieron la sana distancia. Muchos de ellos, con las canciones en la voz de Alex Lora, se metieron al slam y bailaban empujándose unos contra otros.

El concierto, en el Foro Pegaso, en el Estado de México, también sirvió para que Lora presentara Los héroes de blanco, tema dedicado al personal médico que lucha contra el nuevo coronavirus.

Así fue el show que inició a las 9:30 de la noche, en el que los asistentes siempre encontraron una combinación o una solución para todo. Por ejemplo, si ayer se cayó el cielo, no importó, todos dentro de un auto para ir al Foro Pegaso a ver a El Tri, y si el frío adormeció los dedos del pie, adiós a los carísimos vasos de café, unas chelitas heladas para entrar en ambiente y clima.

La gente sobre el cofre para calentarse y las altas e intermitentes prendidas para darle foco a quienes salieron a chavorruquear con sus bacachos, legales o infiltrados, mientras sus compañeros los grababan en el celular bailando y simulando oler una mona.

Un grito las pidió. “Ya sáquenla y rolen”, gritaron unas chicas, sobre la cajuela de su camioneta. Así despedían Perro negro y callejero.

Hubo menos autos que el debut de los autoconciertos, hace una semana con Moderatto y sus mil 500 motores, pero las risas no faltaron. Seis meses después de no dar un concierto, Alex Lora trajo la pila bien cargada: mentando madres, pitorreándose de los políticos, cantando el Himno Nacional y soltando la mayor cantidad de groserías que pudo contener durante todas estas semanas.

Leyó saludos a los de Morelia y sacó las bromas del chorizo verde, porque hubo que rendir tributo a la tierra del Chorizo Power, diría el narrador Christian Martinoli, Toluca. El Tri estuvo en la casa, y también los coches le regresaron el gesto con una mentada a puro bocinazo. Con tan calurosa bienvenida, héroe del rock nacional se sintió en casa y les dedicó una canción a los del Estado de México.

Sacando el cobre una vez más, a los pies del escenario 360 grados, los verdaderos fans del grupo se olvidaron del fango, del gélido viento y armaron su slam. Los muchachos aventurados conservaron el cubrebocas, pero rompieron la sana distancia con tal de volver a sentirse libres con un anfitrión que deja muy clara su postura “¡Qué chingue a su madre el gobierno y que viva el rocanrol!”.

Después ya tuvo garganta para echarse unas rolitas como Sara, Chilango incomprendido y el estreno en vivo de Los héroes de blanco, dedicada a todos los médicos que están combatiendo contra el nuevo coronavirus.

Heroica composición, pero no lo suficiente fuerte para hacer entrar en razón a la raza entrada en cubas y mariguana, que armó el despapaye y el desorden de cuerpos contra cuerpos. Los prudentes los vieron de lejos con miradas atónitas.

Hasta el cierre de esta edición, faltaban muchos clásicos de El Tri y los reclamos contra la epidemia se hicieron constantes, pero no a la provocada por el coronavirus, sino por los gobernantes que no cumplen sus promesas.

"Si a los Salinas de Gortari les queda el saco, que se lo pongan”, porque la rola Epidemia fue dedicada a ellos, y los que se despojaron de su playera aún con el implacable frio, pudieron dar fe con su impulsivo acto de rebeldía".

Fuente: www.excelsior.com.mx