Espectáculos

Ella es Ana de Armas, la nueva chica Bond

Es la estrella del momento e imagen de Chopard. Tiene previsto encarnar a Marilyn Monroe. Sin duda, esta joven latina ya no es una promesa, es la revelación del 2020

Excélsior

martes, 05 mayo 2020 | 10:06

Ciudad de México.- Fuerte, emocional, vulnerable, así aparece en muchas de sus películas y encaja con su personalidad, poco a poco su éxito ha crecido hasta convertirse en chica Bond latina. Portada de Vogue y una carrera meteórica, ahora se deja ver con Ben Affleck. Va cumpliendo sus sueños.

Siempre ha sido sensible al papel de la mujer en la vida y en el cine, contraria a muros, deshumanización, reclama algo de compasión en un mundo donde pierden los más débiles. Su carrera empieza en España, donde llega procedente de su natal Cuba y trabaja en una serie de éxito, El Internado, en 2007. Allí forja amistades con actores y amigos que aún perdura.

Siguió su carrera en Hollywood hasta que diez años más tarde, en 2017 le llega la gran oportunidad Blade Runner 2049, que le sitúa en la órbita de las grandes actrices, supera el mano a mano con Ryan Gosling. Como Antonio Banderas dio el salto a Hollywood sin saber inglés, superó el obstáculo y aceptó el reto, hasta ganarse la confianza de los grandes directores.

 

 Fotografía: Gregory Williams para Gentleman México

 Fotografía: Gregory Williams para Gentleman México 

 

No quería hacer de María en las películas americanas, de latina a la que le reservan los papeles de chica del servicio o prostituta. Orgullosa de sus raíces latinas reivindica papeles dignos y poderosos. Para ello se propuso hablar inglés como si hubiera nacido en Washington, con un buen equipo de coach, ya peleaba en los castings por el papel protagonista.

Ana ha asegurado en varias entrevistas que, cuando apostaron por ella en “Blade Runner 2049”, tenía miedo de no estar a la altura, que luego solventó por la confianza que le dio el director. ·Esto, no obstante, suele pasar cuando afrontas un nuevo reto”. Ha trabajado con Robert de Niro, Daniel Craig, Harrison Ford, Keanu Reeves, y quienes la conocen en el rodaje quieren repetir la experiencia.

“No hay que tener miedo a nada, ni ponerse obstáculos, si no afrontar los retos” declara con energía. Confiesa que sus primeros años en Los Ángeles no fueron fáciles, es una ciudad donde es fácil sentirse solo, la etiqueta de promesa latina le acompaño mucho tiempo, pero ya es una realidad. Venía de un entorno cálido como Cuba y luego sus inicios en España.

A su próximo éxito anunciado, chica Bond en el estreno aplazado para otoño, se le suma otro. Interpretará a Marilyn Monroe en Blonde, la biopic de Netflix basada en la novela de Joyce Carol Oates. Protagonizará junto a Ben Affleck la adaptación de Patricia Highsmith Deep Water y casi es elegida para Catwoman en The Batman. Está en lo más alto.

 

 Fotografía: Gregory Williams para Gentleman México

 Fotografía: Gregory Williams para Gentleman México 

 

Y tiene mérito, sus orígenes son humildes. En su casa de Cuba no tenía ni reproductor de vídeo para ver películas, fue en casa de una prima que vio Matilda y decidió actuar como ella. Ingresó en la Escuela de interpretación en Cuba y con el tiempo llegó a un casting del cineasta español Manuel Gutiérrez Aragón, a Cuba, y en mitad de la prueba le dijo “eres la elegida”.

“En Cuba creces pensando que lo que tienes es todo lo que necesitas y que debes estar satisfecha con eso, pero yo siempre fui muy curiosa y, por qué no decirlo, ambiciosa. No teníamos amigos o parientes en Miami, España era mi única opción para salir de Cuba”, declaraba la actriz en La Vanguardia.

El único consejo que le dio su padre antes de salir de Cuba: “Vista larga, pasos cortos”. Es una mujer decidida, ha dejado atrás a su familia, sus amigos y su vida dos veces, persiguiendo sus sueños. Dejó Cuba y dejó España, donde se había casado con el actor catalán Marc Clotet. Está orgullosa de sus escenas rodadas en Sin tiempo para morir (repite con Daniel Craig –Knives Out–,) escrita por Phoebe Waller-Bridge. La guionista de moda en Hollywood, gracias a los tres Premios Emmy que ganó por la serie Fleabag.

Dicen que fue contratada no para hacer menos machista a James Bond sino para hacer menos machista a la película. El próximo otoño todo el mundo va a estar pendiente del nuevo 007 en tiempos de #MeToo. Todas las miradas en Ana de Armas. “Las chicas Bond han sido retratadas durante muchos años como un tipo específico de mujer”, ha manifestado, antes de añadir que suelen ser perfiles que “necesitan ser rescatadas. O mueren. O son malvadas, así que la intérprete quería leer el guión antes de aceptar el proyecto. Es importante, porque quiero aportar algo más a la historia”ha comentado en diferentes momentos.

 

 Fotografía: Gregory Williams para Gentleman México

 Fotografía: Gregory Williams para Gentleman México 

 

Desde los 14 años estudiaba en la Escuela Nacional de Arte de Cuba y a los 16 había conseguido su primer papel protagonista precisamente en una película española, Una rosa de Francia, en la que actuó junto a Álex González. Su personaje en la serie El Internado, que catapultó a la fama a una generación de jóvenes actores como Yon González, Martiño Rivas, Elena Furiase o Blanca Suárez.

Ahora se le relaciona con el actor Ben Affleck con el que han compartido proyecto, y declaró en la revista Fotogramas: “La primera vez que leímos juntos las escenas de la película, me quedó bastante claro que iba a hacer algo excepcional con un papel muy complejo. Su personaje es el motor de la historia y requería moverse entre la tragedia y la ironía o entre el realismo y la comicidad más absurda. No sólo sabe hacerlo con soltura, también consigue sorprenderte en cada toma. Su talento es infinito”.

Su insolencia en el buen sentido, es grande, ni Daniel Craig, ni Jamie Lee Curtis, o Chris Evans logran eclipsarla en su película Knives Out. Una cinta que une humor y misterio en homenaje a las películas de Agatha Christie, “no creía que fuese una actriz cómica” declaró. No oculta sus sentimientos por Affleck, y aparecen juntos en las redes descansando en Costa Rica. Ya tiene cerca de dos millones de seguidores en Instagram.

La esperada nueva chica Bond, Paloma en la película, llevará joya sostenibles. La firma Chopard que participa como patrocinador oficial de No Time To Die, aporta brillo a la película número 25 de James Bond. Ana de Armas, según informa la prestigiosa firma de lujo, llevará tres modelos de alta joyería de la Colección Green Carpet, que han sido fabricadas de manera respetuosa con el medio ambiente. Ya no es la simple acompañante desvalida del agente, “es tiempo que las mujeres tengamos papeles poderosos” ha mencionado.