Espectáculos

Elton John cantó en el funeral de la princesa Diana a petición de la abadía de Westminster

Documentos publicados recientemente muestran que inicialmente se consideró la balada de John de 1970 "Your Song"

Agencias

Excélsior

jueves, 30 diciembre 2021 | 08:55

Londres.- El Palacio de Buckingham recibió una petición personal del deán de Westminster para que permitiera al cantante Elton John actuar en el funeral de la princesa Diana, según muestran documentos gubernamentales recientemente publicados.

Wesley Carr, quien ayudó a dirigir parte del servicio fúnebre de Diana en la abadía de Westminster tras su muerte en un accidente de automóvil en París en agosto de 1997, instó a un alto cargo de la casa real a incluir la actuación de John, un amigo de la princesa.

Este es un momento crucial del servicio y pedimos audacia. Es donde ocurre lo inesperado y algo del mundo moderno que la princesa representaba", escribió Carr en la nota publicada por los Archivos Nacionales del Reino Unido.

Sugiero respetuosamente que cualquier cosa clásica o coral (incluso un clásico popular como algo de Lloyd Webber) es inapropiada. Mejor sería la canción referida de Elton John (conocido por millones de personas y cuya música disfrutaba la princesa), que sería poderosa".

Los documentos muestran que inicialmente se consideró la balada de John de 1970 Your Song, pero Carr señaló que la oda del cantante a Marilyn Monroe de 1973 Candle in the Wind ya estaba "siendo ampliamente tocada y cantada en toda la nación". Su interpretación sería "imaginativa y generosa para los millones de personas que se sienten personalmente afligidas".

Añadió que si las letras eran "demasiado sentimentales", no era necesario imprimirlas en el orden del servicio.

No hay detalles de ninguna respuesta del Palacio, pero John siguió interpretando la canción, con una letra revisada y dedicada a la England's Rose (Rosa de Inglaterra, en español). Fue uno de los momentos más conmovedores del funeral, visto por nada menos que 2,500 millones de personas.

La versión reeditada, en la que se lamenta la muerte de una mujer a una edad temprana bajo el despiadado resplandor de la fama, pasó a convertirse en el segundo sencillo físico más vendido de todos los tiempos.

En 2019, John dijo que estaba tan preocupado por equivocarse en la letra al actuar en el funeral que hizo instalar un teleprónter junto al piano.