Espectáculos

Empresa ya no quiere gestionar fortuna de Britney

Bessemer Trust dimitió a co-gestionar fortuna de Britney Spears para respetar su deseo de culminar su tutela; Lynne Spears apoya a su hija

Liz Day, Samantha Stark y Joe Coscarelli / The New York Times Company

viernes, 02 julio 2021 | 08:29

Ciudad de México.- La firma de gestión patrimonial que, según los planes, iba a asumir el cargo de co-conservador de la fortuna de Britney Spears junto con su padre, solicitó renunciar al acuerdo.

Bessemer Trust, una firma de gestión patrimonial que maneja más de 100 mil millones de dólares en activos, dijo en un expediente judicial que solicitaba dimitir "debido a un cambio en las circunstancias", refiriéndose a las recientes críticas públicas de la cantante hacia el tutelaje.

Aseguró en su presentación que le habían informado que el tutelaje de Spears era voluntario y que había dado su consentimiento a la compañía para actuar como co-conservadora. Pero en la audiencia judicial del 23 de junio, Spears solicitó que la gestión de su patrimonio terminara.

"Como resultado del testimonio de la persona protegida en la audiencia, la firma se ha dado cuenta de que la persona se opone a la continuación de su tutela y desea culminarla. La firma ha escuchado y respeta sus deseos", dijo Bessemer Trust en el expediente.

Si el juez aprueba la solicitud de renuncia, James, el padre de Spears, podría ser el único administrador de la fortuna de casi 60 millones de dólares de la cantante.

Durante los últimos 13 años, Spears ha vivido bajo un sistema que restringe el control que pueda tener sobre su vida y sus finanzas.

Ella misma calificó como "abusivo" al tutelaje la semana pasada y pidió que se le permitiera salir de él sin una evaluación médica.

Su abogado designado por el tribunal, Samuel D. Ingham II, no ha solicitado a la corte todavía que el sistema llegue a su fin.

El padre de Spears y otros involucrados en el tutelaje han defendido el acuerdo y dicho que salvó a la artista de sus momentos más bajos, y que ella podía liberarse de él cuando quisiera.

Pero audios confidenciales de la corte muestran que Spears, de 39 años, ha estado en contra del sistema durante años.

En una peculiaridad del tutelaje, Spears tiene que pagar a los abogados de ambos lados, incluyendo aquellos que luchan en la corte contra sus deseos.

En otoño pasado, Ingham solicitó que James Spears, conocido como Jamie, fuera suspendido inmediatamente como tutor.

Afirmó que Spears tenía "miedo de su papá"; no obstante, el juez declinó la petición.

Bessemer Trust fue autorizado por la corte en ese momento para ser añadido como co-conservador del patrimonio.

Pero la firma, en el expediente de este jueves, aseguró que aún no estaba "autorizada para actuar" y no había tomado ninguna medida, recibido parte de la fortuna de Spears ni cobrado honorarios.

James Spears fue señalado como co-conservador del patrimonio de su hija en 2008, junto con el abogado Andrew Wallet, quien en 2019 renunció a la labor llamándolo "modelo de negocio híbrido".

Apoya su madre remoción de tutela

Una fuente cercana a la familia Spears asegura que la madre de Britney, Lynne Spears, ha estado del lado de su hija en su búsqueda por liberarse de la tutela que ejerce su padre sobre ella.

En una audiencia pública sostenida en la corte el pasado noviembre, la progenitora de la intérprete la apoyó en su solicitud de eliminar como tutor legal a James Spears, de quien ella se divorció en 2002.

A través de un abogado, la madre de la cantante dijo al juez que el dúo padre-hija sostenían una relación tóxica.

El pasado abril, Lynne también se opuso al pago de honorarios con capital de la artista al abogado de James, de 890 mil dólares, al considerarlos "procedimental y sustancialmente impropios".

Pidió al tribunal que se revisaran costos y al menos 224 mil dólares fueran reembolsados a su hija.

"Lynne siente que hay muchas preocupaciones con la tutela, siente que Jamie no ha sido transparente con ella y está ayudando a Britney tanto como puede", indicó la fuente a la revista People.