Espectáculos

Es Jorge Salinas víctima del desamor

Está feliz de retomar su camino por Las Estrellas con la telenovela Te Doy la Vida, que arranca este lunes, y en donde su papel podría sorprender

Tomada de Internet / Foto ilustrativa

Reforma

lunes, 23 marzo 2020 | 10:12

Ciudad de México.- Tras su paso por Un Poquito Tuyo, de Imagen TV, Jorge Salinas está feliz de retomar su camino por Las Estrellas con la telenovela Te Doy la Vida, que arranca este lunes, y en donde su papel podría sorprender.

"Estoy muy contento de trabajar con (la productora) Lucero Suárez. Mucha gente dirá que es el villano, el malo, pero yo lo veo como una víctima del desamor y de la falta de cariño desde la infancia", indicó en entrevista.

"Esto lo lleva a tener un amor enfermizo, por eso comete errores y tiene una explicación todo lo que hace. Me siento a la expectativa de lo que sucederá con él y con la familia que tiene en la telenovela".

En Te Doy La Vida, Ernesto (Salinas) es esposo de Elena (Eva Cedeño), con quien tiene a un hijo adoptivo, Nicolás (Leonardo Herrera), el cual requiere de un trasplante porque padece cáncer de huesos.

Como nadie en la familia puede ayudar al niño, la pareja busca al verdadero padre, Pedro (José Ron), quien luego de acceder a ayudarlo, hace una conexión inesperada con él y eso pone en jaque a Ernesto.

"Cuando damos con el mecánico (Pedro), suceden cosas inesperadas. Lo primero es que él cree tener una vínculo sentimental con Elena, lo cual desquicia a mi personaje.

"Lo segundo es que el niño conecta con él porque es súper apasionado de los coches, y como él es mecánico, se entienden", detalló el esposo de la también actriz Elizabeth Álvarez.

Además de este proyecto, en el que trabajan también Erika Buenfil y Danny Perea, Salinas participa en la segunda parte de la cinta Sexo, Pudor y Lágrimas, que suspendió su rodaje hace unos días por el Covid-19.

Ante el paro, el actor confía en que retornarán lo más pronto posible al filme, dirigido por Alonso Íñiguez.

"He estado durmiendo pocas horas, vitaminándome bien, comiendo muy sano, porque rodamos la película en la noche y la telenovela en el día. Pero súper contento también con la película.

"Es Sexo, Pudor y Lágrimas veinte años después, es un muy buen guión, un gran paso en la carrera (del director) y un reencuentro maravilloso con mis compañeros", puntualizó.

Y aunque declinó dar detalles del rodaje, locaciones y el desarrollo de la historia, adelantó que mostrarán un choque generacional.

"Es una fusión de dos generaciones, a la que pertenezco: el 'yuppie', que fue la sensación hace 20 años, y la de los millennials. Cada uno con sus grandes frustraciones y sus grandes inquietudes.

"Es un retrato sobre lo que está pasando hoy. ¡Me emociona mucho este proyecto!", expresó Salinas.