Espectáculos

Fallece ex baterista de Judas Priest a los 73 años

John Hinch tocó en el álbum debut de la banda, Rocka Rolla

Instagram/Rob Halford

Reforma

domingo, 02 mayo 2021 | 18:52

John Hinch, ex baterista de Judas Priest que tocó en el álbum debut de la banda, Rocka Rolla, murió a los 73 años, de acuerdo con el portal NME.

La muerte del músico fue confirmada por el líder de la banda, Rob Halford, quien compartió una foto de su ex compañero de banda en su historia de Instagram con la leyenda: "RIP".

"Su estilo era fuerte, directo y único", recordó Halford. "¡Hoy tocaré 'Rocka Rolla'!".

"Me entristece mucho escuchar que John falleció porque desempeñó tan bien su papel en la creación y la historia de Judas Priest", recordó el ex guitarrista de Judas Priest, K.K. Downing.

"Hay tantos recuerdos de momentos divertidos y locos que todos compartimos. John siempre fue tan confiable e hizo todo lo mejor que pudo, incluida la batería, que mirando hacia atrás solo puede describirse como impecable. El hecho de que siguiera tocando hasta su último día es testimonio de su habilidad y dedicación a su amor por la batería".

Downing continuó en sus redes sociales: "Deseo dar mis más sinceras condolencias a la familia de John y a sus seres queridos de mi parte y de todos ustedes para siempre. Descansa en paz, John".

Nacido el 19 de junio de 1947 en Staffordshire, Inglaterra, Hinch comenzó su carrera tocando en varias bandas del área de Birmingham. Primero se unió a Halford en el grupo Hiroshima antes de seguir al líder de Judas Priest en 1973.

Hinch y Halford unieron fuerzas con el guitarrista K.K. Downing y el bajista Ian Hill en la banda, y luego con el guitarrista Glenn Tipton. En 1974, el grupo reclutó al productor de Black Sabbath y Budgie, Rodger Bai, y grabó su LP debut, Rocka Rolla.

El álbum era muy diferente a lo que Judas Priest se convirtió, era más blues rock que heavy metal, pero le dio a la banda su primera exposición en la industria.

Hicieron una gira con el LP por todo el Reino Unido y Europa, y Hinch manejó la mayor parte de la conducción y las finanzas de la banda, aunque admitió más tarde que era frustrante.

"Para mí, tocar la batería se ha convertido en algo secundario", admitió Hinch. "Era como: 'Ok, aquí vamos, estamos en el escenario', y luego, invariablemente, tenías una discusión solo por discutir".

Después de que terminó la gira, la banda centró su atención en su segundo álbum Sad Wings Of Destiny, y fue en ese momento que Hinch fue despedido de la banda.

Después de su paso por Judas Priest, Hinch siguió una carrera en la gestión de bandas, trabajando con artistas como Jameson Raid y Uli Jon Roth, de Scorpions.