Espectáculos

Falleció Harry, hijo de la modelo Stephanie Seymour

Harry Brant, hijo de la supermodelo Stephanie Seymour, falleció a los 24 años debido a una sobredosis accidental de medicamentos

Reforma

Reforma

martes, 19 enero 2021 | 10:33

Ciudad de México.- Harry Brant, hijo de la supermodelo Stephanie Seymour y el multimillonario Peter Brant, falleció a los 24 años de una sobredosis accidental de medicamentos recetados, reportaron medios como Page Six y Daily Beast.

 El joven modelo fue hallado sin vida el domingo, días antes de que reingresara a rehabilitación, de acuerdo con un comunicado emitido por sus padres.

 "Con enorme pesar compartimos la noticia de que nuestro amado hijo, Harry Brant, perdió la batalla contra su adicción y murió debido a una sobredosis accidental de medicamentos recetados", se lee en el comunicado de Seymour y Brant replicado por varios medios estadounidenses.

 "Nuestros corazones están destrozados. Harry quería superar su adicción y estaba a solo unos días de volver a ingresar a rehabilitación".

 La pareja lamentó que los sueños de su hijo se hayan visto truncados por su enfermedad y pidieron privacidad para hacer frente a la pérdida de su hijo.

 Diseñadores de moda como Roberto Cavalli y Olivier Theyskens, así como la modelo Lexi Boling y el influyente de la moda Bryanboy, lamentaron la muerte de Harry.

 A las condolencias se sumaron los diseñadores Lisa Marie Fernandez y Malan Breton, la estilista francesa Carlyne Cerf de Dudzeele, Perez Hilton, la modelo Karen Elson, la DJ Marjorie "Mad Marj" Gubelmann, la socialité y diseñador Andrew Warren, la actriz Emma Holzer, entre otros.

 Harry alcanzó la fama desde su adolescencia debido a su aspecto andrógino distintivo y fue un elemento básico de la escena de la moda de élite de Nueva York, junto con su hermano mayor Peter.

 El hijo de Seymour y Brant creció en un mundo divirtiéndose en los clubes nocturnos, yates y restaurantes del mundo acompañado de supermodelos, fotógrafos famosos e influencers. Contaba con Naomi Campbell (dama de honor de su madre) y Courtney Love como amigas.

 A la edad de 16 años, fue una de las personas más jóvenes en ser invitado a la Gala Met Ball de Vogue, vistiendo una chaqueta bordada de Yves Saint Laurent.