Espectáculos

Hace justicia 'La Llorona' a Guatemala

Rodada con poco dinero y nulo apoyo de gobierno, película guatemalteca 'La Llorona', de Jayro Bustamante, ya fue nominada a varios premios

Reforma
Reforma

Mario Abner Colina/Reforma

sábado, 13 febrero 2021 | 09:14

Ciudad de México.- La sensación internacional en la temporada de premios fílmicos es una mujer asesinada junto con sus hijos, que busca justicia.

 La Llorona, película guatemalteca de Jayro Bustamante que ofrece una reinterpretación de la leyenda, y la mezcla con realismo mágico, terror y política, embruja allá donde pase.

 Rodada con poco dinero y nulo apoyo gubernamental en un país prácticamente sin industria audiovisual, abre la herida de las masacres cometidas contra comunidades mayas entre 1981 y 1983, durante la Guerra Civil.

 Ya fue nominada a los Globos de Oro, a los Satellite Awards, a los Critics Choice Awards y al Goya, y está a un paso de confirmar su candidatura a los Óscar.

 Desde Ciudad de Guatemala, Bustamante, de 43 años, reconoce que su país vive de manera ambivalente este milagro de La Llorona (encarnada por la actriz María Mercedes Coroy, conocida en México por la serie Malinche).

 "Estamos abordando un tema (el genocidio) muy particular, casi tabú en Guatemala. La mayor parte de las personas no quiere hablar del pasado reciente. Cree que confrontar las problemáticas del pasado para encontrar una solución no es la vía, sino que la vía debería ser no ver para atrás y olvidar.

 "De alguna manera, la película no es grata para muchos, pero al mismo tiempo el cine no es sólo el mensaje de la película, también tiene esta otra parte de la industria, del glamour, los premios, las noticias. Estamos confundidos. Es una cosa loca, pero no puedes disociarlos", reflexiona.

 El general Monteverde, trasunto del dictador real José Efraín Ríos Montt (condenado por el genocidio, pero cuya sentencia fue anulada por fallos procedimentales), es uno de los personajes principales del largometraje.

 Viejo, enfermo y retirado, seguro de que hizo bien en acabar con indígenas con presuntos vínculos comunistas, es acechado en las noches por La Llorona, quien no le dará paz.

 "En la leyenda mesoamericana, mexica o maya, La Llorona era una princesa que tenía la capacidad de ver el futuro y llorar cuando sentía que algo le iba a pasar a su pueblo.

 "Quería irme más hacia allá y quitarle todo lo que el cine le ha dado a La Llorona de monstruo, y reivindicarla como una justiciera".

 Al igual que en novelas latinoamericanas de dictadores ("El Otoño del Patriarca", de Gabriel García Márquez, o "El Señor Presidente", de Miguel Ángel Asturias), Bustamante aspiró a humanizar al tirano.

 "Se sigue diciendo que muchos dictadores que han muerto son héroes, y que merecen honores. Que los muertos bajo sus mandatos merecían ese destino.

 "La tesis nuestra era preguntarnos si cuando están solos en sus casas no ven fantasmas que los perturban. Si sienten culpabilidad. Una vez que le das culpabilidad a un personaje, le das humanidad".

 A raíz de la cinta, el también realizador de Ixcanul y Temblores ha recibido comentarios de sorpresa en Estados Unidos y Europa: creían que el realismo mágico en América Latina se ceñía a la literatura.

 "Es parte de nuestro vivir diario. El realismo mágico y la psicomagia son esos espacios a los que acudimos para que entidades que no existen, o que existen en otros universos, nos puedan defender, porque en la realidad no tenemos nadie quien nos defienda.

 "Podemos hacer catarsis, encontrar justicia, en esos universos, porque en la vida real no existe", señala con resignación.

 Respaldada por Rigoberta Menchú, Premio Nobel de la Paz, quien incluso aparece en una escena, La Llorona podría ser considerada la película guatemalteca más trascendente de la historia.

 Bustamante no se imagina aún ganando alguno de los premios a los que aspira, pero sí tiene claro a quién está dedicada su dolorosa historia.

 "Fue pensada para darle luz y hacer honores a las personas que siguen en búsqueda de justicia, en búsqueda de sus desaparecidos, y a las mujeres.

 "Ellas, la mayoría de las veces, son quienes buscan a sus desaparecidos tras las guerras. Son quienes arman grupos de derechos humanos. Necesitan un poco de luz".

 El filme, además, cuenta con la producción ejecutiva del mexicanos Herminio Gutiérrez.Nominaciones a Película Extranjera- Globo de Oro

- Premios Goya

- London Film Festival

- Satellite Awards

- Broadcast Film Critics Association Awards

- Boston Society of Film Critics Awards