Espectáculos

Héctor Suárez se hace eterno con libro de su hijo

Héctor Suárez Gomís honró la memoria de su padre al plasmar en su libro 'Gracias Papá' sus enseñanzas y momentos importantes

Reforma

Juan Carlos García/Reforma

martes, 25 mayo 2021 | 09:26

Ciudad de México.- Se fue Don Héctor Suárez del plano terrenal, pero en el espiritual está presente a través de las enseñanzas que dejó en su hijo, Héctor Suárez Gomís.

A casi un año de la muerte del popular comediante (quien falleció el 2 de junio del 2020, a los 81 años), su primogénito dio a conocer el libro Gracias, Papá: Una Historia de Amor, en el que recopila enseñanzas, anécdotas y pasajes de su progenitor. 

"Estoy muy satisfecho, porque creo que hice muy buen trabajo. Tuve 20 personas que fueron mi focus group, que me dieron la retroalimentación que necesitaba, y si el público funciona como lo hicieron ellos, sería muy feliz.

 "Es la historia de mi papá, cuento su infancia, cuento sobre su 'agüe', un ser humano fundamental en su vida. Él nos educó a nosotros como ella lo educó a él, y yo he educado a mis hijos exactamente igual como él nos educó a nosotros", dijo el conductor en entrevista.

Justamente, la bisabuela del "Pelón" Gomís es la protagonista de "Las Águilas Vuelan Solas", el capítulo que, a juicio del entrevistado, es de los más emotivos e ilustrativos para entender cómo fue la formación de su difunto progenitor y de cómo heredó ideas y valores.

En vez de enfocarse en un texto cronológico y fundamentado en escándalos, situaciones de éxito y fracaso o detalles superficiales, Suárez Gomís se dio a la tarea de cimentar el libro con personajes simbólicos.

Uno de los que más trabajó le costó completar, admitió, fue la amistad de la estrella de Mecánica Nacional con Mario Moreno "Cantinflas".

 "Se conocieron en Madrid en 1973 y acabaron siendo muy buenos amigos. Cuando mi papá platicaba la historia, nos embelesaba a todos". 

Tras el fallecimiento del mítico intérprete de los personajes "El No Hay" y "Doña Zoila", la estrella de la serie 100 Días para Enamorarnos sacó la energía contenida por su duelo, y recurrió a la memoria, a conversaciones con familiares y al internet para detectar sitios y momentos claves.

 "Esto fue de mucha talacha. Me esperé, luego me solté. Sucedió, y cuando empecé, ya no paré. Las cosas ocurrieron, hay ficción, pero más verdad que nada. Es como una novela biográfica, que también es mía.

 "Recurrí a todas las herramientas posibles porque cuando narro y describo la Colonia Obrera. Yo, viviendo en Miami, dije: '¿Cómo chingados le hago para acordarme de eso?' Me metí a Google Earth Street View y me fui cuadra por cuadra. Con la dirección de donde creció, las tiendas, el edificio por Tura, los barrotes, el cabaret Barba Azul todo", comentó.

 El histrión resaltó en el texto cómo su padre se inclinó por la generosidad y la camaradería que aprendió como hombre de barrio y un momentos que grabó con letras de oro, como sus idas al Estadio Azteca, sus asistencias al Estadio de CU para ver a los Pumas de la UNAM y varios encuentros de box.

 "Amaba el box, nos enseñó muchas cosas a través de él", concluyó.