Espectáculos

Ignacio López Tarso ya se quiere ir de gira tras neumonía

"Ya estoy muy bien, ya pasó el peligro. En cuanto llegué al hospital me pusieron antibióticos y me salvaron"

Reforma

martes, 07 junio 2022 | 07:12

Monterrey, México.- Poseedor de una fortaleza privilegiada, por algo es el actor más longevo de México, Ignacio López Tarso convalece tranquilo, cómodo y contento en su hogar luego de haber superado una neumonía que lo llevó al hospital. Sus pulmones se rehabilitan mientras aumenta su deseo de salir de gira en teatro.

"Ya estoy muy bien, ya pasó el peligro. En cuanto llegué al hospital me pusieron antibióticos y me salvaron", declara López Tarso, "fue una neumonía, pero con suficiente antibiótico se compuso".

El primer actor de 97 años relató cómo fue la crisis de salud que sufrió hace una semana, y por la cual fue trasladado de urgencia a una unidad médica de la Ciudad de México.

"¿Que sí me asusté? (por lo que vivió), No, sí me asusté cuando me puse aquí muy enfermo que estaba viendo la televisión y de pronto empecé a tener frío. Me levanté, fui por un suéter y sentía más frío. Y me puse otro suéter, una chamarra grande, guantes y bufanda, y estaba temblando de frío", comparte el actor. 

"Fue una crisis fuerte. Yo no recuerdo el viaje en la ambulancia. Cuando desperté ya estaba bien. Había pasado una noche completa en el sanatorio, me estuvieron dosificando y cuando desperté ya me sentía bien. Dije: 'ya me puedo ir a mi casa'".

Su pronta recuperación sorprendió hasta a los doctores que lo atendieron. Fue dado de alta el sábado pasado.

"Qué bueno que ya estoy aquí, estoy muy cómodo. Las camas de los hospitales no son cómodas, se hacen para todos lados: se encogen, se alargan, suben, bajan, todo lo que quieras, pero no son cómodas", afirma.

El actor convalece tranquilo en su casa. Su voz se le escucha muy bien.

El protagonista de películas como Macario y El Hombre de Papel agradece las muestras de cariño del público mientras estuvo hospitalizado.

A través de sus nietos e hijos se enteró de la preocupación de la gente en redes sociales, y también de los buenos deseos para su recuperación.

"Yo voy a seguir trabajando, tenemos ya pensadas salidas. Vamos a Mazatlán, Culiacán y Los Mochis. No recuerdo si también a Tamaulipas, a Monterrey aún no nos han invitado", indica con una memoria digna de admiración al hablar de los lugares donde él y su hijo Juan Ignacio Aranda llevarán la obra Leonardo y La Máquina De Volar cuando esté totalmente recuperado.

El decano actor con más de 100 obras de teatro y unas 50 producciones cinematográficas, así como participaciones en telenovelas y series, señala que casi todo lo ha logrado en su vida.

Con ese mismo ímpetu desea llegar a los 100 años de vida.

"Sí, ya me faltan tres años solamente. Dos años y medio. Yo espero que sí. Tengo que cumplir con el rector de Ixtlahuaca e ir allá dentro de dos años a inaugurar el teatro que va a llevar mi nombre", afirma el primer actor.