Espectáculos

Infanta Cristina e Iñaki Urdangarin se separan oficialmente

La Infanta Cristina e Iñaki Urdangarin dieron a conocer en un comunicado su separación oficial, aunque no indicaron si habrá divorcio

Reforma

Reforma

lunes, 24 enero 2022 | 10:50

Madrid, España.-  La Infanta Cristina e Iñaki Urdangarin, quien cumple una condena por corrupción en semilibertad y fue fotografiado recientemente con otra mujer, anunciaron el lunes su separación en un comunicado a la agencia española EFE. 

"De común acuerdo, hemos decidido interrumpir nuestra relación matrimonial", indicaron en la misiva conjunta la hermana del Rey Felipe VI, y quien ha sido su marido por más de 24 años, sin especificar si eso significa que se divorciarán.

  "El compromiso con nuestros hijos permanece intacto. Dado que es una decisión de ámbito privado, pedimos el máximo respeto a todos los que nos rodean".

  El miércoles pasado, una revista publicó imágenes de Urdangarin paseando de la mano de una mujer, luego identificada como Ainhoa Armentia, una compañera en el despacho de abogados en el que trabaja en Vitoria (al Norte de España), gracias al régimen de semilibertad del que disfruta.

  Al ser cuestionado el jueves pasado por las fotos, Urdangarin se limitó a decir a la prensa que se trataba de una dificultad que la familia gestionaría con la máxima tranquilidad.

  La Infanta Cristina, de 56 años, sexta en la línea sucesoria al trono de España y quien reside en Ginebra, no se había pronunciado al respecto hasta este lunes.

 La Casa Real española no suele informar sobre Cristina o la infanta Elena, la hermana mayor de Felipe VI.

  Al ascender al trono en 2014 tras la abdicación de su padre, Juan Carlos, cercado por los escándalos, Felipe VI prometió restaurar el prestigio de la Corona, y entre sus primeras medidas retiró el título de Duquesa de Palma a la Infanta Cristina, implicada junto a Urdangarin en un vasto caso de malversación de fondos públicos.

  Urdangarin, de 54 años, cumple desde 2018 una condena de 5 años y 10 meses de prisión por malversar en beneficio propio millones de euros donados por organismos públicos a una fundación sin ánimo de lucro que él presidía.

  Durante el proceso, la Infanta Cristina se convirtió en la primer miembro de la familia real española en sentarse en el banquillo de los acusados por presuntos delitos contra la Hacienda pública, aunque fue finalmente absuelta.

 No obstante, el Tribunal Supremo confirmó su responsabilidad civil como beneficiaria de las ganancias obtenidas por su marido, y le impuso una multa de 136 mil 950 euros, una suma que ya había restituido.

 Durante todo el proceso, Cristina negó conocer las actividades de su marido; no obstante, desde fines del 2011, tanto ella como su ahora ex pareja fueron apartados de los actos oficiales de la Casa Real.

 Urdangarin, un ex medallista olímpico de balonmano, goza desde mediados de 2019 de régimen de semilibertad; se casó con la Infanta en octubre de 1997, un año después de conocerse en los Juegos Olímpicos de Atlanta.