Espectáculos

Jean Reno, el actor perfecto

La superestrella francesa tiene 70 años de edad y ama ser otra persona y después regresar a ser él

Reforma
martes, 09 julio 2019 | 09:39

Ciudad de México.- Jean Reno, superestrella francesa de la actuación, tiene 70 años y la convicción de que su trabajo artístico, con más de 100 créditos fílmicos y televisivos, ha sido un juego de niños.
"Me gusta interpretar, cambiar de piel, ser otro. Es para mí como un juego, un juego de niños. Interpreto a alguien que no soy yo y regreso a mí. Y cambio otra vez. Lo amo", dice en entrevista telefónica.
Gracias sus 1.91 metros y a filmes como Nikita, El Perfecto Asesino y Los Ríos de Color Púrpura, en este lado del Atlántico se le tiene en mente como el hombre peligroso y siempre armado, frío y calculador.
Pero Reno, de ascendencia andaluza, y quien disfruta hablar español para practicar, confiesa que jamás se ha visto a sí mismo como estrella de acción.
"He tenido comedias también, con mucho éxito, así que es un poco diferente la percepción que tienen de mí en Francia que en otros países", señala el tres veces nominado al premio César.
Padre de seis hijos de tres distintas mujeres, vive en Nueva York, desde donde planea si sus próximos proyectos serán en Hollywood o Europa.
Asegura que, a la hora de analizar guiones, se deja llevar por la historia, el director y el elenco: si algo no le huele bien, prefiere decir que no.
Eso sí, sabe que usualmente se la pasa mejor cerca de su propio país, por meros temas de temperamento de los actores.
"En Estados Unidos es difícil estar próximo de la gente. En las pausas del rodaje, se ponen en su esquina solos. Es difícil comunicarte, socializar. Tú tienes que hacer el esfuerzo de ir a verlos", critica.
Justo hace 25 años, Reno estrenó con el cineasta Luc Besson, y una pequeña Natalie Portman, El Perfecto Asesino, película en la que interpreta a un sicario con nervios de acero.
"Es la película que me hizo conocido. Ahí me encariñé con esa pequeñita, Natalie, que ahora tiene treinta y pico años.
"Vino a mi casa al sur de Francia hace dos años con su marido y sus hijos. Su marido es coreógrafo. Somos amigos. Es una gran muchacha, con mucho corazón".
Tras toda una vida de actuar en francés, inglés e italiano, Reno estrenó hace unos meses 4 Latas, una comedia en la que tuvo que hablar en español.
Se sintió tan cómodo, menciona, que ahora medita ir un paso más allá y protagonizar un musical.
"Se llama Tú Voz y la Mía. Es sobre un viejo cantante latino, que vive una historia de amor. Alegría y música. Yo cantaría en español".
Aunque dirigió un cortometraje hace tiempo, no tiene deseos de convertirse en realizador, aunque sí, muchos, de trabajar con un cineasta mexicano, como Alfonso Cuarón.
"Roma es una película maravillosa y Cuarón, formidable".
Si bien se siente con energía para seguir activo por muchos años, desea contar su historia pero sobre un escenario teatral.
"Será sobre mis viajes, mis memorias, la gente con la que me crucé en la vida".