Espectáculos

Junta Chris Hemsworth sus dos cosas más preciadas en 'Thor'

En su cuarta película como Thor, Chris Hemsworth convirtió en actores a sus hijos y compartió pantalla con su esposa, la actriz Elsa Pataky

Reforma

martes, 28 junio 2022 | 07:00

CDMX.- En 2009, cuando fue contratado para interpretar a Thor, Chris Hemsworth estaba soltero y era un actor prácticamente desconocido. No imaginaba la dicha que le preparaba Odín en su camino.

Hoy, trece años después, el australiano es el dueño del personaje que más películas en solitario ha tenido en el Universo Cinematográfico Marvel. La cuarta, Thor: Amor y Trueno, es la más emocional de todas y se estrena en cines el 7 de julio.

Superestrella planetaria, ya no está solo: es padre de tres hijos y está felizmente casado con la actriz Elsa Pataky, su todo, a quien conoció por intermediación de un agente artístico.

"El amor y el trueno en mi vida es mi esposa española. Ella es ambas cosas, absolutamente", confiesa en entrevista el nativo de Melbourne, detrás de una sonrisa.

La plenitud a nivel familiar que experimenta Hemsworth nunca había estado tan presente en la pantalla como con ...Amor y Trueno. En la esperada película tienen cameos tanto su hermano mayor, Luke, como su mujer, pero hay más...

"Mi hijo Tristan (de 8 años) es el niño que corre (como una versión infantil de Thor, en el teaser del filme). Todos mis hijos salen. Y mi hija (India Rose, de 10) interpreta al personaje Amor, al final de la película", revela desde Los Ángeles.

"Fue algo genial. Fue un rodaje muy familiar, una aventura muy divertida. Taika (Waititi, el director) tenía a sus hijos ahí, y Christian Bale y Natalie Portman a los suyos también".

Haber llevado su hogar a su espacio de trabajo no fue complicado, asevera el intérprete del superhéroe inspirado en la mitología nórdica. De hecho, lo considera una táctica para dar verdadero significado a su labor.

"Puedes quedar atrapado en darte importancia a ti mismo por el proceso de hacer la película y ser demasiado serio con lo que haces.

"Luego, llegan los niños para que dejes eso de lado y te recuerdan que (hacer cine) debería ser divertido y caótico de una hermosa manera. Así que tenerlos conmigo, no sólo observando, sino involucrados, es muy especial", explica el rubio de 38 años.

En ...Amor y Trueno, el dios sufre una crisis existencial y debe redescubrir su lugar en el universo. En la realidad, sus hijos le marcan el Norte a Hemsworth, le hacen ver que eso de empuñar a Mjölnir o Stormbreaker e invocar relámpagos...bueno, no es para tanto.

"No creo que estén demasiado impresionados. El otro día, mi hija me preguntó que por qué no puedo tener un trabajo cool, como el de Mark, un amigo de la familia que es conservacionista de vida silvestre, rescata animales y esas cosas.

"Yo le dije: 'Bueno, yo interpreto superhéroes'. 'Sólo finges que eres uno, papá, '¿por qué no haces algo real?', respondió. No le puedo ganar", comparte. Y suelta una risa.

PROTEGE MEXICANA SU DIVINIDAD

Para enfrentar en ...Amor y Trueno al villano Gorr (Christian Bale), quien desea asesinar a todos los dioses, Thor lucirá una nueva armadura. De colores más vibrantes y eléctricos, privilegia tonos como el dorado, asociado con lo divino.

La creadora de hasta 25 vestuarios para el personaje fue la diseñadora Mayes C. Rubeo. Si Hemsworth ya la admiraba por su experiencia previa, en Thor: Ragnarok (2017), donde recrearon y destruyeron Asgard, aquí ratificó lo que opinaba de la mexicana nominada al Óscar.

"Es increíblemente detallista, apasionada, amable y abierta a la colaboración. He trabajado con mucha gente en esta industria y, a veces de buena manera y otras no tanto, muchos tienen una idea muy específica de lo que quieren hacer y se cierran a opiniones.

"Ella es diferente, daba la bienvenida a ideas, y si algún diseño resultaba incómodo o no se sentía adecuado, lo adaptaba y corregía feliz. Es increíble", subraya.

En la piel de Thor, Chris Hemsworth ha enfrentado amenazas cósmicas, peleado con dioses, bestias innombrables y salvado a este y otros mundos.

Pero jamás había aparecido desnudo en pantalla, algo que ocurrirá en una escena de Thor: Amor y Trueno, la cuarta película del personaje de Marvel, que llega a cines este 7 de julio.

En uno de los avances oficiales del filme, el momento ya aparece, aunque ahí su trasero está difuminado.

"Hacer un desnudo es intimidante, siempre es vergonzoso. Debes reírte y no tomártelo demasiado en serio. Pero... yo hice ejercicios para mi trasero", dice en entrevista el australiano, quien a lo más que había llegado como Thor era a aparecer sin camiseta.

Amor y Trueno encontrará al Dios del Trueno en la peor forma física de su vida: está gordo, muy gordo, y necesita reencontrar su antiguo yo.

Cuando lo haga, lucirá sumamente musculoso, como en ninguna otra aparición del Universo Cinematográfico Marvel.

El narrador de la historia lo resumirá así: pasó de tener un "Dad Bod" (cuerpo de papá) a un "God Bod" (cuerpo de dios).

Si bien Hemsworth jamás hizo panza para mostrar las horas bajas de Thor, pues se ayudó de prostéticos, sí tuvo que esculpir un físico como nunca había tenido para la situación contraria.

Mezcló artes marciales con natación, aumentó el peso que levantaba con barras y mancuernas, ajustó su consumo de calorías e ingirió mucha proteína.

"Trabajé durante la cuarentena por Covid que tuvimos en Australia, mientras se hacía la preproducción de la película.

"No hice otra cosa más que entrenar y comer en casa, seguir mi dieta y mi programa de entrenamiento para lo que buscaba. Sí, estoy muy orgulloso del trabajo que hice con mi entrenador y mi nutricionista".

Verse en el espejo así le encantó, dice el rubio de 38 años, pero lo más difícil no fue llegar, sino mantener el tono durante el tiempo que duró la producción.

"Ese es mi trabajo, poder esculpir mi cuerpo de una manera divertida y saludable. Qué diversión. Es trabajo duro".