Espectáculos

La noche que sus fans corrieron a Jenni Rivera en Abasolo

Fue en 2011, después de otros desaguisados con su público, como el que sucedido días antes en Puerto Vallarta, donde retó a una de sus fans que le aventó una lata de cerveza

Excélsior

martes, 02 julio 2019 | 14:18

Ciudad de México

Se la cobraron a Jenni Rivera. Sus conciertos llevaban ya una inusual dosis de violencia.

Los fans se sintieron agredidos por las palabras de la cantante, a quien tacharon de soberbia y discriminatoria pues además habló mal de ellos. 

Regresemos al 2011, así lo publicó Excélsior digital:

El incidente que Jenni Rivera tuvo hace días atrás en Puerto Vallarta, donde agredió a una asistente a su concierto, no es aislado, pues el pasado 20 de mayo la 'Diva de la Banda' estuvo a casi nada de tener un percance violento en el palenque de la feria de Abasolo.

Ante la falta de cordura por parte de la grupera, se puso al tú por tú con el público y generó que los asistentes perdieran el control y la paciencia ante la cantante, al recibir todo tipo de insultos de la intérprete de De Contrabando.

 La noche que sus fans corrieron a Jenni Rivera en Abasolo

Todo comenzó cuando un asistente comenzó a lanzar consignas a la cantante, ella le pidió a su hermano, Juan Rivera que lo sacara del lugar, y éste con ayuda de sus guardaespaldas, golpeó al joven, revelan asistentes al concierto y medios locales.

Luego del incidente, y contrario a lo que pasó en Puerto Vallarta, el respetable abucheó a la cantante y enardecidos por la acción de Jenni, presionaron con gritos hasta que se retiró del escenario.

La intérprete grupera intentó continuar con su show, sin embargo los asistentes no la dejaron y sólo pudo cantar cuatro canciones.

Casi a punto de despedirse la cantante dijo: "Nunca me habían corrido de un pueblo y menos como el de Abasolo", lo que provocó que el público se 'calentara' cada vez más y continuara insultándola hasta que se fue.

Los fans se sintieron agredidos por las palabras de la cantante, la tacharon de soberbia y discriminatoria por haberse expresado mal de un lugar que la recibió con brazos abiertos, lo cual ocasionó que este problema fuera subiendo de tono hasta llegar al punto de que la cantante fue corrida por sus propios fans, cosa que nunca le había sucedido en ninguno de sus conciertos.

 

El pleito en Puerto Vallarta: