Espectáculos

Lanza Brian De Palma su primera novela

Preparó junto a su pareja, la editora Susan Lehman arrive, su primer libro de ficción, la novela "Are Snakes Necessary?"

Reforma

jueves, 19 marzo 2020 | 21:20

 Nueva York.- Los cines de Estados Unidos podrán estar cerrados y los proyectos postergados, pero todavía hay nuevo material escabroso y macizo de Brian De Palma.

  El realizador, de 79 años, escribió su primer libro de ficción, la novela policiaca Are Snakes Necessary?, con su pareja Susan Lehman, una ex editora del New York Times.

  El libro, lleno de diálogos enérgicos y cuchillos afilados, tiene los sellos distintivos de De Palma: las películas están integradas a él (el título se refiere a un libro que Henry Fonda lee en Las Tres Noches de Eva).

  "Es como tener una nueva película de Brian De Palma", es como lo elogia Martin Scorsese en la tapa trasera.

  La entrevista con el director se llevó a cabo hace dos semanas en East Hampton (en el estado de Nueva York), en un hotel cerca de la casa que comparte con Lehman en Long Island.

  La conversación abarcó desde su nuevo libro (un relato inspirado en John Edwards sobre un senador que tiene un romance con una joven trabajadora), sus opiniones lúgubres sobre el advenimiento del streaming ("la industria está eclipsando al arte", dijo) y sus planes de hacer una película parcialmente inspirada en Harvey Weinstein.

  AP: ¿Por qué es "Are Snakes Necessary?" un libro y no una película?

 De Palma: Demasiadas ideas y no hay tiempo suficiente para hacer todas las películas. Uno escribe muchas cosas que nunca llegan a ser una película. Yo y mi compañera, Susan, básicamente lo hicimos porque nos pareció divertido. Nunca antes habíamos escrito una novela, ninguno de los dos. Yo tenía una idea para un guión que nunca desarrollé basado en la campaña de Edwards y la chica (Rielle Hunter, la mujer con la que tuvo un romance) haciendo webisodios, esas pequeñas cosas íntimas que ella grabó. Al ver esto pasar, siendo un director, pude ver a alguien coqueteando con la cámara. Partimos de ahí.

  ¿Ha sido escribir un libro una buena alternativa a las dificultades que implican hacer cine? Su última película, Domino, de 2019, tuvo problemas financieros y no llegó a estrenarse en Estados Unidos.

 Es una situación muy triste. Fue subfinanciada. Estuve ahí 100 días y filmé 30. Ellos no le estaban pagando a nadie y yo tenía un montón de gente trabajando para mí. La completamos. Pero estaba tan desencantado con la gente que la financió... que dije, "Chicos, aquí está. Buena suerte''. Y no hice nada de publicidad.

  ¿Le dejó esto un sabor tan amargo como para no hacer más películas?

 Nunca había estado en una situación como esa excepto hace una eternidad, cuando recién estaba empezando a hacer películas independientes como Siamesas Diabólicas, que creo que tuvo un presupuesto de 150 mil dólares.

  Lo que me llamó más la atención al leer su libro es lo perdurables que han sido sus obsesiones. Vértigo, por ejemplo, aparece brevemente. En el libro están haciendo una nueva versión.

 Fue una película muy influyente. La vi en 1958 en Vista Vision, debo agregar, en el Radio City Music Hall, creo. Me causó una impresión muy fuerte, obviamente. Con los años, y tras haber hecho muchas películas, puedo ver que siempre hay lecciones que aprender de Hitchcock, del modo en que ejecuta ciertas escenas. Y Vértigo es toda la idea de crear una ilusión y hacer que el público se enamore de ella y entonces la tire dos veces desde la torre. Muy, muy buena idea.

  Debe haberse acostumbrado a que sus películas, años después de haber fracasado en la taquilla o recibido malas críticas, reemerjan como clásicos de culto.

 Uno tiene que creer en la película cuando la hace. El hecho de que el público no respondió y 30 años después pensó que era una obra maestra siempre es gratificante. Siempre he dicho que la película que haces se mide contra la moda del día. Eso no debería evitar que intentes hacer lo que crees que es correcto, lo que funciona para ti.

  ¿Considera que todavía se practica ese tipo de cine atrevido para la gran pantalla?

 Las cosas que están haciendo ahora no tienen nada que ver con las películas que estábamos haciendo en los años 70, 80 y 90. Lo primero que me enloquece es la manera como se ven. Debido a que filman digitalmente, la iluminación es sencillamente terrible. No soporto la oscuridad, la luz reflejada. Todas lucen igual. Creo en la belleza del cine. Susan y yo estábamos viendo Lo Que el Viento se Llevó el otro día y uno queda impresionado con lo hermosa que es toda la película. Los sets, cómo está iluminada Vivien Leigh, es extraordinario. Si te fijas en las cosas que se transmiten todo el tiempo por streaming, es una porquería. Han tirado la narrativa visual por la ventana.

  ¿Todavía está trabajando en el proyecto inspirado en Weinstein, Predator?

 Sí, pero tenía un título original al que regresé. Cuando escuché sobre toda la situación... con los escándalos de (Donald) Trump, inmediatamente dije que era un gran título, mucho antes de que Ronan (Farrow) se apropiara de él (para su libro revelador). Afortunadamente lo había registrado, así que ahora se llama Catch and Kill. Es básicamente una película de terror basada en sucesos reales que se han visto en las noticias.

  Scorsese se ha preguntado antes cuántas películas le quedan. ¿Qué espera usted?

 Creo que nos estamos acercando al final aquí. Tengo una rodilla mal. William Wyler dijo que cuando no puedes caminar se acaba. Ahora, si escribes estos libros, eso puede emplear nuestra imaginación creativa. Pero mientras pueda hacerlo lo haré. Aunque no extrañaré dejar de hacerlo (risas).