Espectáculos

Monstruos que inspiran

Ugly Ville es un lugar donde todo es armonía y felicidad, pero para un habitante su sueño va más allá

Reforma
miércoles, 15 mayo 2019 | 08:42
STX Entertainment

Ciudad de México.- Ugly Ville es un lugar donde todo es armonía y felicidad. Sus habitantes son seres alegres que sólo viven para disfrutar de sus días al máximo. Pero para una de sus residentes, Moxy, el sueño va más allá de esa rutina. 

En el filme Ugly Dolls: Extraordinariamente Feos, la protagonista iniciará un viaje junto a cinco amigos para encontrar a un dueño al que pueda hacer feliz.
Sin embargo, antes deberá graduarse de la Academia de Perfección para Muñecas, liderada por Lou, cuyo doblaje en español estuvo a cargo del cantante Mario Bautista.
"Ha sido muy emocionante participar en este proyecto, ya quiero que la gente lo vea. Fue todo un proceso, el 'coaching', los grandes momentos y ya quiero ver cómo cobra vida este personaje con mi voz.
"Lou es completamente ajeno a mí y me encanta la idea, porque me sacó 100 por ciento de mi zona de confort. Me metió en el villano, el que todos aman y odian a la vez. Fue muy interesante entenderlo y tener esa empatía de comprender por qué es tan malo", compartió Bautista en entrevista.
Es la primera vez que Mario y la cantante Sofía Reyes (Mandy) prestan su voz a una película, experiencia que compartieron junto a Tini Stoessel (Moxy), Jorge Badillo (Ox), Pitbull (UglyDog) y Carlo Vázquez (Suertudo).
"Esto siempre ha sido un sueño para mí, formar parte de este proyecto con gente maravillosa fue un honor. Me tocó un personaje increíble, que es Mandy, me identifico mucho con ella. El mensaje de la película es maravilloso, es muy gratificante formar parte de algo así.
"Como figuras públicas, somos el ejemplo para mucha gente, entonces es importante trabajar en ser mejores personas, artistas y poder inspirar y ayudar, no solamente a través de nuestra música, sino también como personas. Por eso me identifiqué mucho con ella", expresó Reyes.
Para Bautista, la cinta, que estrena este viernes en México, porta un mensaje de aceptación y fortaleza que incluso a él le fue difícil alcanzar.
"Empecé mi carrera a los 17 años y obviamente no estaba preparado. Llegué a tener muchos 'haters' al principio. La gente conocía un uno por ciento de lo que yo era y ya se sentía con el derecho de juzgarme.
"Uno tiene que ver para adentro en vez de ver para afuera. Cuando nosotros criticamos lo único que mostramos es un reflejo de lo mal que estamos. Me costó años entenderlo. Es algo que te genera inseguridades y momentos de confusión, pero cuando lo comprendes es algo increíble", agregó el cantante.