Espectáculos

Motiva Nicole Kidman a no dejar de aprender en visita a CDMX

Nicole Kidman visitó la Ciudad de México para compartir con estudiantes su filosofía de doble esfuerzo en la vida, inculcada por sus padres

Reforma

Juan Carlos García/Reforma

sábado, 03 septiembre 2022 | 06:43

Ciudad de México.- Si de algo se jacta Nicole Kidman es de que nunca deja de aprender y que siempre está ávida de información, por eso se define como una aprendiz en constante movimiento.

Este viernes, al dar una charla para los becarios de la Fundación Telmex Telcel, en el Auditorio Nacional, la estrella hollywoodense enfatizó su encanto por motivar a las nuevas generaciones a que nunca se cansen de observar, analizar y debatir.

"Es vital continuar aprendiendo, seguir descubriendo, yo sigo siendo estudiante, yo soy una aprendiz. Aprendo de muchos temas, pregunto, averiguo y eso jamás hay que dejarlo de lado. 

"No puedes pensar que porque saliste de la escuela terminó el conocimiento, al contrario, te debes esforzar al doble", precisó la ganadora del Óscar por su interpretación de Virgina Woolf en Las Horas.

Icónica figura del cine, la australiana afirmó que en su familia le inculcaron el conocimiento y la motivación como principal herramienta para sobresalir y evitar los prejuicios sociales. 

"Fui criada por padres académicos, siempre me pidieron que preguntara, que debatiera, recientemente me interesé en la filosofía y escuché muchos podcasts, ponencias, me gusta averiguar del comportamiento humano, de lo que nos sucede en el interior", apuntó Kidman ante un recinto que registró alrededor de 10 mil personas, según los organizadores.

Hija de un médico bioquímico y con maestría en psicología, y de una enfermera, puso de ejemplo a sus padres al hablar de motivación.

"La familia lo es todo, y debes acercarte a ellos, pero también puedes orientarte con tus seres queridos, ser cómplice para crecer junto a las personas que amas", expresó la esposa de Keith Urban y madre biológica de Sunday Rose y Faith Margaret, y adoptiva de Isabella y Connor.

"Si algo he aprendido de mi familia es la generosidad, es algo que apoyo e inculco en mis hijas. Mi papá fue bioquímico, era un hombre que hacía mucho ejercicio y lo promovía no como fin estético, sino para estar saludable. Cuando estudió psicología, había personas que iban con él y no tenían para pagar la consulta, se las daba gratis esa bondad me marcó siempre", destacó la actriz de Moulin Rouge: Amor en Rojo.

Risueña y accesible, la figura de 55 años comentó que jamás había estado en Ciudad de México, aunque sí en varias ciudades del País.

Dijo que quería traer a sus hijas para que conocieran el ámbito cultural e incluso bromeó con la idea de que algún empresario contratara a su esposo para que viniera a dar un show.

Reveló que acaba de grabar una canción con un amigo cantante, la cual sale a fin de año, por el puro placer de cantar, y con el único propósito de mostrarle a sus hijas que no hay límites.

Se dijo orgullosa de su formación católica, pero sobre todo de ser una mujer moderna que ayuda a causas filantrópicas que promueven la erradicación de la violencia contra la mujer y la investigación y difusión sobre el cáncer de mama.

"Yo le diría a cualquier joven que no haga caso de las críticas y de los 'no'. Antes de empezar mi carrera me dijeron que no podría destacar porque era australiana, muy alta, porque no me veían como 'global'. Creo que he superado mis expectativas", afirmó.