Espectáculos

Muere, a los 101 años, María O'Higgins

Fue pionera en la defensa de los derechos de las mujeres desde la década de los 50

Agencia Reforma / María O'Higgins

Erika P. Bucio / Agencia Reforma

martes, 21 diciembre 2021 | 17:38

Ciudad de México— La pintora y luchadora social regiomontana María O'Higgins, viuda del artista Pablo O'Higgins, falleció a los 101 años la noche del lunes, informó este martes la Secretaría de Cultura.

Nacida el 18 de octubre de 1920 en Rayones, Nuevo León, como María de Jesús de la Fuente Casas, fue pionera en la defensa de los derechos de las mujeres desde la década de los 50, muchas de ellas de escasos recursos y víctimas de maltrato. Propuso crear la primera Defensoría de Oficio para Mujeres.

Exmilitante comunista, fue también introductora del concepto de los "jardines del arte" en el País, idea que obtuvo tras una estancia en la extinta Unión Soviética.

Al lamentar su fallecimiento, la Secretaria de Cultura, Alejandra Frausto, anunció un homenaje en 2022.

"María fue piedra angular de la construcción del país como lo conocemos ahora, pionera en la defensa de los derechos de la mujer, puso sus pies en el camino de la defensa de las y los más vulnerables.

"Su voz y obra seguirán vigentes. Envío un sincero abrazo a su familia, amigos y colegas", tuiteó Frausto.

Por su labor en la defensa de los derechos de las mujeres obtuvo la presea Amalia Solórzano Bravo otorgada por el Gobierno de Michoacán y, en 2019, el reconocimiento del Gobierno de la Ciudad de México.

Como promotora cultural presidió la Fundación María y Pablo O'Higgins.

A la muerte del pintor, en 1983, ella se dedicó a coordinar las exposiciones de su obra en México y el extranjero. En 2017 donó al Museo Mural Diego Rivera 14 bocetos de siete murales de O'Higgins.

Logró dejar terminado el inventario de la obra del también muralista con apoyo del Centro Nacional de Investigación, Documentación e Información de Artes Plásticas (Cenidiap) del INBA, institución que informó la adquisición de 114 grabados y los óleos Autorretrato (1954) y Retrato de María (1962), gracias a la disposición de la promotora cultural.

Obra que, según la directora de la dependencia, Lucina Jiménez, ya se encuentra en resguardo para su restauración y entrega a los acervos del Centro Nacional Conservación y Registro del Patrimonio Artístico Mueble (Cencropam) y el Museo Nacional de Arte (Munal).

Conoció a Pablo O'Higgins en una visita que el pintor, muralista e ilustrador hizo a Monterrey en compañía de Leopoldo Méndez para dar una plática en la primera galería de la ciudad.

Entre 1962 y 1964 fue su ayudante en los murales que pintó en el Museo Nacional de Antropología, y siguió pintando, alentada por su marido.

"María representa la voz de una mujer adelantada en su tiempo, defensora de los derechos de las mujeres, consciente del valor patrimonial que representaba el acervo que construyó con Pablo O'Higgins", aseguró la directora del INBA.