Espectáculos

Muere Luis Fandiño, el transformador de la danza mexicana contemporánea

Artistas, promotores e investigadores revaloran al docente, al bailarín y al coreógrafo generoso

Agencias

Excélsior

domingo, 19 diciembre 2021 | 06:48

Ciudad de México.- El Instituto Nacional de Bellas Artes (INBA) lamentó ayer el deceso del bailarín y coreógrafo Luis Fandiño (1931-2021), quien se distinguió por su labor como formador y artista en la escena dancística nacional.

Inspirado en las películas musicales de Hollywood, y al ver bailar a José Limón, Fandiño decidió dedicarse a la danza como proyecto de vida. 

La secretaria de Cultura Alejandra Frausto destacó que Fandiño fue un “referente artístico en la danza de México; siempre hizo patente su compromiso y pasión con la enseñanza de esta disciplina artística”.

Por su parte, Lucina Jiménez, directora del INBA, afirmó que a Fandiño “México le debe el tránsito de la danza escénica a la contemporaneidad, a la expresión propia y una pedagogía que nace desde cada cuerpo. Se va un grande”.

La coreógrafa Cecilia Lugo comentó que la danza nacional está de luto. “Ha partido un gran coreógrafo, bailarín, director, pero sobre todo maestro. Su danza permea la danza mexicana toda. Su generosidad como maestro y ser humano será ejemplo de generaciones y su estar siempre joven y vigoroso será eterna presencia en nuestra memoria”.

Discípulo de Antonio de la Torre, Guillermo Keys, Guillermo Arriaga, Rocío Sagaón y Bodil Genkel; pero sobre todo recibió gran influencia del bailarín Xavier Francis.

Al inicio de su carrera, Fandiño se inscribió en la Academia de la Danza Mexicana (1951-1953), dirigida en ese momento por Miguel Covarrubias, en la época de oro de la danza nacionalista mexicana.  

Para la investigadora Margarita Tortajada, Fandiño, “a lo largo de casi 50 años, ha sabido bailar con gozo, crear su danza siguiendo sus principios de generosidad y búsqueda de perfección, y transmitir su sabiduría y presencia amorosa”.