Espectáculos

Narra Sciorra agresión de Weinstein

La actriz mencionó al jurado en dos ocasiones que fue abusada

Reforma

jueves, 23 enero 2020 | 17:01

Ciudad de México.- Annabella Sciorra relató este jueves ante un jurado con la voz entrecortada la supuesta violación que sufrió por parte de Harvey Weinstein.

 La actriz mencionó al jurado en dos ocasiones que fue abusada por Weinstein, a petición de la ayudante del fiscal Joan Illuzzi-Orbon, quien convocó a la actriz a testificar para intentar demostrar que el acusado tiene una actitud predatoria.

  Sciorra, famosa por su papel en la serie Los Soprano, contó que la noche en que fue abusada (entre 1993 y 1994) tuvo una cena en Nueva York en la que estaba presente Weinstein, concluido el evento, él se ofreció para llevarla a su casa, a lo que accedió.

  Según su relato, en el vehículo no mantuvieron ninguna conversación de tipo sexual y cuando llegaron a su vivienda, ella subió a su casa y allí se puso su ropa de dormir mientras ordenaba algunas cosas.

  Poco después, explicó con la voz entrecortada e interrumpida por quejas de la defensa de Weinstein, que alguien llamó a la puerta.

  Era Weinstein, quien después de entrar y hablar un rato, según el relato de Sciorra, comenzó a desabrocharse la camisa, momento en el que ella se dio cuenta de sus intenciones.

  "Me di cuenta de que se estaba quitando la camisa y me di cuenta de que en su cabeza quería tener sexo", dijo.

  Luego comenzó a retroceder con la intención de llegar al baño para encerrarse, pero no llegó a tiempo.

  "Me agarró de aquí -dijo agarrándose la solapa-, me metió en la habitación y me tiró a la cama".

  Después dijo que no recuerda muy bien lo que pasó, que no llevaba ropa interior porque estaba con ropa de casa y que Weinstein le inmovilizó las manos y se las colocó encima de la cabeza.

  "Intenté luchar pero ya no pude luchar más", agregó antes de ponerse a llorar para continuar asegurando a preguntas de la fiscal que después, Weinstein le dijo que había tenido un momento perfecto y le practicó sexo oral a ella a la fuerza antes de irse.

  Posteriormente, Sciorra relató que vivió pretendiendo que nunca había ocurrido.

  "Estaba muy confundida y pensé: Ojalá nunca hubiera abierto la puerta", concluyó.