Espectáculos

No todos aman a 'La Rosalía', en especial los españoles

Rosalía es un torbellino de éxito, que bajo la promoción del flamenco ha revolucionado la música española

Excélsior

jueves, 26 septiembre 2019 | 15:04

En agosto pasado al recibir el  Video Music Awards por mejor video en la ceremonia de los premios MTV, Rosalía se consagró como la exponente femenina más importante de la música en español.

Desde que esta cantante presentó su disco 'El mal querer' en la Plaza de Colón en Madrid, su música y sus letras han recorrido el mundo.

Su paso por la BBC, los festivales de Coachella, Glastonbury ,Lollapalooza y el Festival Ceremonia aquí en México, demuestran que poco queda de la niña  que a los 15 años  se presentó en el reality show llamado 'Tú sí que vales' fue rechazada por su “falta de talento”.

Quizá lo más impresionante de su éxito radica en la efervescencia de su fama, de comenzar con un productor independiente a ser la apuesta más importante de la disquera Sony.

Rosalía es un torbellino de éxito, que bajo la promoción del flamenco ha revolucionado la música española, acercando a las generaciones más jóvenes al género musical que relata vivencias gitanas.

Pero así como todo el mundo aclama su nombre y hasta Almodóvar la ha incluido para su última película 'Dolor y Gloria' junto con Penelope Cruz;  también, hay montones  que la acusan de apropiación cultural.

No siempre cantó reguetón, pero es cierto que 'Con altura' fue sin duda el éxito que por encima de los españoles, puso los ojos y oídos de todo el mundo sobre la intérprete.

C ada uno de sus pasos y de sus presentaciones invita a una revolución de la letra, de la música, de las formas de pararse frente a un escenario.

Rosalía ha cambiado el estilo  de  'Me quedo contigo', una canción gitana en la entrega de los  Premios Goya  y a los autores no les ha molestado, pero sí a las gitanas, que la acusaron de desgitanizar la canción ante los cuatro millones de televidentes que alcanzó como audiencia la entrega de los premios.

El flamenco es una representación que usan  los gitanos  para relatar los abusos hacía su pueblo oprimido, por eso, lo que más les molesta  es la capacidad de Rosalía para combinarlo con otros ritmos como el trap o el hip hop.

La acusaron de usar en 'malamente' muchos de sus símbolos, de apropiarse una representación de resistencia y vivencias de supervivencia de un pueblo perseguido durante 500 años , de hasta pronunciar el nombre de uno de sus dioses.

Durante la dictadura española el pueblo gitano fue altamente marginado,  ¿cómo es que al vestir de gitana ella sea un ícono? mientras que las gitanas son discriminadas y perseguidas.

La crisis de identidad en un mundo de migración hace que las críticas no solo vengan de los gitanos, además los latinos también expresan  que Rosalía  es blanca y que desde el privilegio se apropia de los ritmos latinoamericanos porque están de moda.

Barack Obama ha dicho que es una de sus cantantes favoritas y también está presente en la banda sonora de Game of Thrones, y canta el tema principal de Paquita Salas, una famosa serie de Netflix.

A sus 26 años sorprende su exposición, que muchos creen, es un producto de marketing de la disquera a la que pertenece.

Pero el 'El mal querer'es la historia de una mujer.

Es por eso que va por capítulos y Rosalía se inspiró en una novela gitana escrita en catalán, también en la copla, o bulerías y niega que esté mezclada con el trap, las referencias urbanas se remiten a elementos puros de San Esteban de Sasroviras, el pueblo donde creció.

El mal querer le tomó un año y medio, la grabó solo con Pablo Reixa, 'El Guincho ' y los primeros dos videoclips corrieron por su cuenta, 'Los ángeles', su primer álbum también lo grabó en conjunto con Raül Refree y le valió una nominación al  Grammy.  

Pero para las mujeres,  las letras de La Rosalía, nos representan o nos remiten a momentos y pensamientos que hemos tenido sobre el amor y la liberación femenina.

Son un claro manifiesto contra el machismo.

Sus decisiones las toma con ayuda de su madre y su hermana y su música corre por su cuenta, tiene un Título Superior de Flamenco y ayer fue nominada a otros cinco Grammy Latino.

Ella decide, ella compone, ella canta y la protagonista de  sus piezas no es la base de ritmos, sino su poderosa voz. Rosalía no tiene género, porque los reinventó.

Al final, Rosalía tiene derecho sobre lo que escribe, quizá lo que le molesta a  muchos no es el privilegio de su voz per se, sino, el privilegio de la voz, pero para todos ellos tiene el mismo mensaje, que la música no tiene dueño y que “A ningún hombre conciente, que dicte su sentencia”.