Espectáculos

Ofelia Medina con Frida en la piel

La actriz retoma el papel de la pintora mexicana en un espectáculo lleno de música e historias

Excélsior

lunes, 29 julio 2019 | 14:16

Ciudad de México

Ofelia Medina siente una identificación emocional e ideológica con la pintora mexicana Frida Kahlo (1907-1954) no sólo por haberla interpretado en el cine, en la película de Paul Leduc Frida, naturaleza viva, sino por compartir su pensamiento y admirar su historia de vida, en la que transformó su dolor y amor en arte.

"Desde niña estoy fascinada con Frida Kahlo, por su pensamiento, sus ideas, su amor por los indios de México, por su entrega total a una causa, porque era una artista pobre, una mujer que vivió llena de deudas y que murió así; que pagaba con pinturas a sus doctores, medicinas y enfermedades.

"Una mujer que siempre estuvo del lado del pueblo, de la revolución. Ella sentía que la revolución había sido traicionada en 1954 y que había caído en la institucionalidad y Frida estaba muy decepcionada en ese momento político. ¿Me he sentido como ella? Sí, he sentido decepciones”, expresó Medina a Excélsior.

A 25 años de aquel filme, y a 12 de llevar su propuesta Cada quien su Frida por vez primera al teatro, la actriz retoma el proyecto para una temporada en la Ciudad de México, que inicia este 31 de julio en el Teatro Wilberto Cantón. La diferencia a la anterior es la música, que en esta ocasión narra la historia de los últimos días de Frida Kahlo.

Es una versión musical. Aquella, la hecha en 2007 en el Teatro Julio Castillo, fue una obra de teatro dramática, tenía mucho más escenas actorales y aunque también tenía música, esta ocasión es mucho más musical. Ahora se va narrando a través de las canciones, de aquellas que le gustaban a Frida. Cada canción va significando un momento de su vida.

"Cada vez que retomo a Frida le encuentro más maravillas y cada vez la entiendo más. Creo que Frida tenía una inteligencia superior y es difícil de entender en algunos momentos”, explicó en entrevista.

Temas como Sol redondo y colorado “una canción que cantaban los comunistas”, recordó Ofelia, forman parte del repertorio de este montaje en el que también se incluye el tema Los agraristas, de Concepción Concha Michel. El personaje de la compositora será representado por la cantante Cecilia Toussaint.

"Eran temas que hablaban de los grupos de la gente al que Frida Kahlo pertenecía, como al Partido Comunista. Ella y sus amigos hacían sus fiestas y cantaban. Ahí estaba esta gran mujer, Concha Michel, que era compositora y cantante, y están estas dos canciones de ella. Será interpretada por Cecilia Toussaint. Además tenemos a la actriz Alejandra Haydée, nuestro director musical es Ángel Chacón y está Federico Luna en la armónica, Montserrat Revah en las percusiones y Julio Aguilar en el acordeón, así como el actor, acróbata y cantante César Romero en el papel de Frida calaca”, dijo.

También se incluyen El venadito, La tequilera, Yo me muero donde quiera, La bruja y Por un amor, en un periodo que relata la última fiesta de su vida y su enfrentamiento, siempre constante, con la muerte.

"Las canciones se hilvanan con textos de ella, ya sea de su diario o de sus cartas. Son los últimos días de su existencia, así que la historia es la última fiesta de su vida”, acotó.

Para Medina, las ideas de Frida Kahlo han traspasado el tiempo y cabrían, sin duda, en el contexto mexicano actual.

"Frida parece que estuviera viva. Su pensamiento es atemporal. Son tiempos difíciles y han tendido a ir hacia la irreflexión. Las cosas ya no se piensan, se actúan. No estamos haciendo las cosas como deben ser”, dijo la ganadora del Ariel.

La taquilla recaudada por Cada quien su Frida, en su primera y última función, será destinada al Fideicomiso para la Salud de los Niños Indígenas de México, fundado en 1990; para programas de nutrición y salud que se ejerce en las comunidades del municipio de Chenalhó, Chiapas, y para la organización de la sociedad civil Las Abejas de Acteal por las víctimas de la masacre en tal localidad.

El patrocinio para las dos únicas funciones es de la organización ALMA Fondo de Ayuda Social.

"De la primera función, fue promovida por ALMA Fondo de Ayuda Social, con ayuda del productor teatral Sergio Gabriel, y nos donaron 50 mil pesos y 300 mil pesos en alimento enriquecido de amaranto, que es el que llevamos a las comunidades, donde hacemos un trabajo permanente de nutrición”, precisó la yucateca.

Sin embargo, la actriz destacó que trabaja en todo el país y no sólo en Chiapas, estado en el que participa desde 1994.

"Me ocupan cuestiones urgentes como el hambre en nuestro país, 30 millones de personas en la miseria en nuestro país, la destrucción del planeta, el cambio climático, esta situación desesperada de nuestro planeta Tierra.

"Yo qué me iba a imaginar que íbamos a ver muriendo de hambre a los osos polares en los basureros, que los niños se iban a morir por millones, trabajando para que la gente tenga teléfonos celulares, que la esclavitud contemporánea es peor que la antigua, que hoy día hay millones de personas esclavas de un sistema, para que una minoría de personas tengan mucho oro guardado en el banco y destruyan el planeta a nombre del progreso. El principal problema de nuestro país no es la inseguridad, sino la miseria. Si nos enfocáramos en las prioridades, otros problemas se acabarían”, declaró.

La actriz, con 52 años de trayectoria, señaló que no tiene pendientes con su carrera.

"Yo vivo el presente. Lo que estoy haciendo me tiene completamente satisfecha y sí planeo a futuro, pero no me falta nada. Al contrario. Estoy muy agradecida con todo el privilegio que tengo y que he tenido”.