Espectáculos

Pierde Spacey batalla legal contra productora de 'House of cards'

Deberá pagarle a MRC casi 31 millones de dólares por una demanda de conducta sexual inapropiada tras bambalinas

Archivo/ Agencia Reforma

Reforma

lunes, 22 noviembre 2021 | 15:55

Ciudad de México.- El actor Kevin Spacey deberá pagarle a MRC, productora de la serie House of Cards, casi 31 millones de dólares por una demanda de conducta sexual inapropiada tras bambalinas, debido a un fallo realizado en su contra por un juez de arbitraje.

De acuerdo con The Hollywood Reporter, la decisión se hizo pública este lunes luego de que MRC presentara documentos en el Tribunal Superior de Los Ángeles para que se confirmara el veredicto, el cual se decidió desde el 19 de octubre.

"La seguridad de nuestros empleados, escenarios y entornos de trabajo es de suma importancia para MRC, y por eso nos propusimos impulsar la responsabilidad", indicó la firma a través de un comunicado tras la presentación del fallo.

"Fue un privilegio representar a MRC en este asunto. MRC se mantuvo firme, siguió este caso tenazmente y, al final, obtuvo el resultado correcto", dijo el abogado Michael Kump, socio del despacho Kinsella Weitzman.

Spacey fue excluido de la ficción de Netflix hace unos años debido a las acusaciones en su contra de agresión sexual a hombres jóvenes, entre ellas la de un asistente de producción quien dijo que el artista lo había manoseado sin su consentimiento, las cuales llevaron a MRC a realizar una investigación por la cual rescindió el contrato de actuación y producción de la estrella.

Tras la decisión, tanto Spacey, quien dio vida a Frank Underwood en la trama, como MRC entablaron demandas uno contra el otro.

El juez de arbitraje indicó en su decisión que la estrella de Belleza Americana violó repetidamente las obligaciones contractuales de brindar a MRC servicios de manera profesional y de conformidad con las instrucciones, prácticas y políticas de la empresa, incluidas aquellas que tienen que ver con el acoso.

Se añadió también que la productora sufrió por la conducta de Spacey diversos contratiempos, entre ellos la necesidad de detener la producción de la sexta temporada de House of Cards para reescribirla y acortarla de 13 a 8 episodios para cumplir con su plazo de entrega.

El artista intentó, sin éxito, apelar contra la querella ante un panel de tres jueces de arbitraje adicionales.