Espectáculos

Pleito a la vista, pero sus hijos la mantienen fuerte

Ingrid Coronado afirma que sus hijos son el motor de su vida y señala que ya no entrará en más polémicas con su ex, Charly López

Reforma

Froylan Escobar/Reforma

miércoles, 05 enero 2022 | 11:20

Ciudad de México.- En los últimos años, Ingrid Coronado se ha enfrentado a diferentes escándalos; el más reciente es la demanda que mantiene contra su ex, Charly López, por presunta violencia de género.

 A inicios de diciembre del año pasado, Charly López dijo en una entrevista televisiva que Ingrid Coronado era mala persona y que le había sido infiel cuando estuvieron casados en al menos un par de ocasiones.

La también escritora pidió, a través del sistema legal de la Ciudad de México, eliminar dicho contenido de internet, en el que se dijo agredida.

Emprendió acciones legales en contra del ex Garibaldi, tema que dejó en manos de sus abogados, ya que por el momento no ha querido dar declaraciones al respecto.

El matrimonio entre López y Coronado fue de 1994 a 2006; fruto de su relación nació Emiliano.

Gracias a la demanda que interpuso Ingrid contra Charly, esa entrevista fue retirada de internet.

Son varios obstáculos los que ha tenido que superar la conductora, contó, pero han sido sus hijos los que le han dado las herramientas y fortaleza para seguir adelante.

"Ser mujer en este país no es fácil, las mujeres mismas lo saben, nos tenemos que enfrentar todos los días a muchas situaciones que pueden ser injustas, en otras abusivas y violentas. 

"Honestamente, el saber que es algo que sucede con las mujeres, es algo que me ayuda a mí a darme cuenta que todas estamos juntas", expresa en entrevista.

Sin entrar en detalles, Ingrid afirma que sus ganas por salir adelante están a prueba de todo, gracias al motor que son sus hijos. 

"Evidentemente, ha habido muchos momentos de mi vida en que me han costado muchísimo trabajo salir adelante, no puedo decir lo difícil que fue para mí levantarme, tener la frente en alto y sonreír muchos años en televisión cuando sentía que mi vida se estaba cayendo a pedazos.

"Honestamente, todo va por mis hijos, cada una de las veces que sentía que no me podía levantar, pensaba en ellos, las veces que tenía ganas de sólo quedarme a llorar, decía: 'Va por ellos'".

Atravesar situaciones difíciles tanto en lo personal, como en lo profesional, así como recibir críticas en redes sociales la obligaron a tomarse una pausa, fue por ello que se alejó de la televisión.

La conductora del programa Todos a Bailar (que pasa Azteca Uno todos los sábados a las 20:00 horas) asegura que necesitaba tiempo para ella misma, para reencontrarse y encontrar el camino que pudiera transitar junto a sus hijos.

"Hoy en día estoy sumamente convencida de que mis hijos son mi mayor fuente de inspiración y que son los que, sin lugar a dudas, con su alegría y amor, me ayudaron a recuperar cada uno de estos pedacitos de mi corazón que estaba roto.

"Actualmente, es un corazón mucho más fuerte, capaz de amar no sólo en intensidad sino a más personas", compartió.

Como madre buscaba proteger a sus hijos Emiliano, de 23 años; Luciano, de 13, y Paolo, de 10, en una burbuja para que las malas noticias no los afectarán, sin embargo, esto fue imposible, por lo que optó por otra técnica de enseñanza.

"Más que decirles cosas a mis hijos, me enfoco en predicar con el ejemplo, que ellos aprendan qué es lo que les hace bien, que aprendan a cuestionarse las cosas que ven y escuchan, que aprendan a poner límites.

"Ellos han visto que yo lo he hecho a lo largo de mi vida, me imagino que están aprendiendo desde este lugar, no puedo evitar que ellos sufran o los lastimen, pero lo que sí puedo es acompañarlos, aconsejarlos, escucharlos, ayudarlos", dijo.